Bebecita ve la luz del mundo en una ambulancia, esta es su historia

"Fue una emoción que no tiene palabras para expresarse, recibir una vida es una bendición", dice la socorrista que atendió el parto.

62

Hilda Vicente Ordóñez empezó a sentir dolores de parto y de inmediato le pidió a una vecina que la acompañara a Jalapa. Buscaron la asistencia de los Bomberos Municipales Departamentales de Monjas que las atendieron y llevaron al hospital, pero la joven madre, de 25 años, ya no pudo llegar al centro asistencial y dio a luz a medio camino.

[quote_center]Fue un momento extraordinario, pero breve, unos cinco minutos calcula Carmen Grijalba, la socorrista que ayudó en el parto a Hilda, que sin complicaciones mayores, trajo a su tercer hijo al mundo, una linda bebé que pesó 7 libras con 3 onzas.[/quote_center]

La madre y su acompañante estaban felices. A la socorrista le contaron que sus otros dos hijos son varones, por lo que se siente contenta de contar con una princesa en su hogar.

El nacimiento ocurrió a eso de las 11:30 horas a inmediaciones del kilómetro 163.5 de la ruta hacia Jalapa, indica el cuerpo bomberil.

De acuerdo Grijalba, atender partos en las ambulancias ya no es una sorpresa en muchos lugares, pues según recuerda, a prestado auxilio en unos diez casos similares.

[quote_center]Añade que ella todavía no tiene la experiencia de ser madre, pero se llena de emoción al ver a las progenitoras cómo reciben a sus bebés, mientras los socorristas prestan la atención primaria, siempre priorizando la vida de las personas.[/quote_center]

“Fue una emoción que no tiene palabras para expresarse, recibir una vida es una bendición”, describió Grijalba, quien luce orgullosa en la fotografía publicada en las redes sociales por los Bomberos Municipales Departamentales.

También puedes leer: