El antes y después de la educación

70

Cuando estaba en la primaria me dejaban varias tareas de investigación, mi mamá invirtió en una enciclopedia que era de gran ayuda, un grupo de libros con un empastado muy elegante, también recuerdo que me tocaba ir a la biblioteca a investigar temas que no podía encontrar en mi enciclopedia personal. En esa época una de las habilidades importantes era tener acceso para encontrar la información.

Recientemente leí un artículo donde hablaban de la era cuando se descubrió la electricidad y como ésta cambió la forma como se vé la tierra desde el espacio para siempre. Yo aún viví en la era donde no existía el Internet, pero soy de las últimas generaciones que descubrió el mundo sin Internet. Está la generación que toma el Internet automaticamente como mis hijos, así como mi generación daba la electricidad por sentado al igual que el agua en el sifón.

Este adelanto ha permitido también que la educación cambie las habilidades, ya no son de encontrar la información, sino más bien de la gran cantidad de información entregada saber discernir que datos son relevantes o no. Entonces ahora con la facilidad de la información en la punta de los dedos lo difícil es sintetizar lo valioso y trasladarlo.

En este momento hay universidades que están sacando sus cursos gratuitos en un formato que facilite el aprendizaje por Internet, pero la pregunta es ¿cómo va a ganar ahora la universidad si no cobra por los cursos?, mi esposa se inscribió en un curso de como redactar artículos en inglés y en ese curso había mas de 10,000 personas inscritas, entonces dónde está el retorno de inversión de la universidad si es gratuito, esto se dá principalmente cuando ya se paga por los créditos académicos, si logramos que el 10% de los alumnos paguen por su diploma, ya tenemos 1,000 estudiantes con matrícula pagada, entonces esta nueva forma nos permite inscribirnos en línea en varios cursos y luego obtenemos los certificados de los cursos de nuestro interés, las plataformas como www.edx.org, nos permiten esta capacidad.

Así que la educación tradicional se ha transformado para siempre, me permite ahora estudiar a mi propio ritmo, veo que en un futuro no muy lejano las empresas van a evaluar que se tengan las competencias con estos cursos y las certificaciones en habilidades específicas podrán llegar a ser más importantes que tener un título universitario tradicional. Así que ahora nos queda el reto de seguir renovando nuestra preparación y aprender con estas nuevas formas de capacitación que están cambiando la forma en que nos actualizamos y la forma en que nos contratan.

Republicagt es ajena a la opinión expresada en este artículo