Lisboa, Portugal | AFP |

El francés Rafael Varane abrió el marcador con un disparo a a media vuelta en el área portuguesa prácticamente solo ante el meta Rui patricio (28), cerca del final del encentro Adrien Silva equilibró al transformar un penal (80), pero entonces apareció Karim Benzema para hacer de cabeza el 2-1 definitivo para el Real Madrid (87).

La victoria asegura el pase del equipo blanco a la siguiente fase pero tendrá que jugarse el primer puesto del grupo grupo F dentro de 15 días en Madrid contra el Borussia Dortmund, líder de la llave, que ganó este martes 8-4 al Legia de Varsovia.

El Real Madrid dominó el juego en la primera parte ante un Sporting de Lisboa, que llevó mucho peligro en los contraataques y que en la segunda parte fue más dominador, aunque acabó con diez hombres por la expulsión de Joao Pereira (64).

De menos a más

El técnico Zinedine Zidane optó por un esquema similar al que le dio tan buen resultado el sábado en la Liga española frente al Atlético de Madrid (3-0) con Cristano de delantero centro en lugar de la izquierda.

Los blancos empezaron incómodos con la presión de los locales, pero poco a poco ésta fue decayendo y permitió llegar más a los blancos, que tuvieron que esperar hasta la media hora para perforar la portería de Rui Patricio.

En un saque de esquina, el balón cayó entre grupo de jugadores, quedando suelto en el área donde lo cazó Varane para a la media vuelta hacer el gol (28).

El tanto no amilanó a los portugueses, a los que sólo le valía la victoria para seguir aspirando a una clasificación para la Europa League.

En el último cuarto de hora Bruno César primero soltó un tiro cruzado que sacó a córner Sergio Ramos (32), que volvía a jugar tras reponerse de su lesión de rodilla, y después botó una falta que se fue fuera muy cerca del palo derecho de Keylor Navas.

Tras el descanso, los “leones” lisboetas salieron dispuestos a tratar de nivelar el encuentro frente a un Real Madrid que pareció relajarse con el resultado y que además vio como tenía que retirarse Gareth Bale lesionado en el tobillo.

Adrien Silva empata

El galés se lesionó en una carrera en una jugada cerca de la portería lusa, fue atendido y volvió a entrar en el terreno de juego, pero tuvo finalmente que abandonar el terreno de juego sustituido por Marco Asensio (58).

Los portugueses no acababan de llegar con claridad y la expulsión de Joao Pereira dejándolos con diez parecía que llevaría a acabar el partido con victoria blanca por la mínima (64).

Una mano de Fabio Coentrao en el área a diez minutos del final fue sancionada con un penal que transformó Adrien Silva (80).

Los blancos se lanzaron a intentar revertir el empate y con el tiempo casi cumplido Sergio Ramos puso un balón al área donde apareció Benzema, que había salido por Isco (66), para hacer el 2-1 de cabeza.

La victoria despeja el camino blanco, mientras el Sporting de Portugal se jugará el tercer puesto del grupo en la última jornada con el Legia Varsovia.