Ángel Antonio López Pérez no aprendió la lección. En junio de 2009, en Villa Nueva, fue capturado y acusado de falsificar productos de limpieza y en abril de 2010 fue condenado por el Juzgado Quinto de Primera Instancia Penal, Narcoatividad y Delitos contra el Ambiente del departamento de Guatemala.
[quote_center]Pasó el tiempo, salió libre y se pensaría que el aludido tomaría una nueva vida; sin embargo, el 15 de julio de 2016 se llevaron a cabo varios allanamientos en los inmuebles ubicados en la 9a. avenida “B”, 1-14 y 1-14 “A” de la colonia El Frutal, zona 5 Villa Nueva, y otra vez apareció el nombre de López Pérez, esta vez ligado a la falsificación de cloro de la marca Magia Blanca.[/quote_center]
Se encontró documentación que lo involucraba como presunto responsable del laboratorio. Los indicios recolectados se enviaron al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), que concluyó que se falsificaba el mencionado producto de limpieza.
El 7 de septiembre de 2016 se llevó a cabo la audiencia de primera declaración del sindicado en el Juzgado de Villa Nueva, bajo el expediente MP001-2015-19998. El juez lo ligó a proceso y por existir reincidencia, fue enviado a prisión provisional, pues se consideró peligro de fuga y obstrucción a la justicia.
Este martes se lleva a cabo la audiencia de etapa intermedia y de nuevo López Pérez está a un paso de enfrentar la justicia. Todo apunta que los juzgadores están dispuestos a enseñarle una nueva lección.