La semana pasada tuve la oportunidad de participar como moderador en un panel sobre la importancia en el impacto al empleo si se priorizaran sectores de servicios en el país como el de la externalización de procesos de negocio (BPO por sus siglas en inglés).   

Esta industria de BPO emplea hoy a 36,500 personas y tiene el potencial de crecer a 100,000 personas al año 2020, si se realizan ciertos aspectos importantes como: la ratificación del Convenio 175 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el aumento a la cobertura y calidad de la enseñanza del idioma inglés. 

Cuando le menciono a amigos o conocidos extranjeros la falta de una regulación en Guatemala que le permita a un joven o a una mujer trabajar medio tiempo de manera legal, no terminan de entender por qué ha existido tanta oposición de parte de ciertos grupos sociales a que se apruebe la iniciativa 3416, ratificación del Convenio 175 de la OIT sobre el trabajo a tiempo parcial. 

Uno de los convenios más importantes que daría a la legislación laboral mecanismos que ayuden a elevar la certeza jurídica a los trabajadores, al permitirles un régimen para obtener un trabajo que se ajuste a sus propias necesidades.  Personal de sectores relacionados a la industria manufacturera,  turismo y servicios en general, podrían beneficiarse enormemente también de tener a su alcance una forma legal de obtener un salario por hora, que les permita gozar de prestaciones laborales,  a la vez de que puedan seguir con sus estudios o cuidar de sus hijos.

En una economía cada vez más urbanizada, nuestro país debe acoplarse a generar oportunidades que les permitan a los guatemaltecos gozar de los beneficios que brinda la tecnología aplicada, dentro de lo que muchos expertos están denominando la Cuarta Revolución Industrial.  

El segundo tema relacionado al idioma inglés, debe retomarse tomando en cuenta la propuesta de iniciativa de ley sobre la promoción de idiomas extranjeros que obligue al Ministerio de Educación a priorizar el idioma inglés, generando fondos y programas de becas, para que más jóvenes puedan aprender el idioma y contar desde pequeños con la oportunidad de elevar sus capacidades.  Este tipo de iniciativas, no solo serían positivas para el sector de BPO, sino además para otros como el turismo y la promoción de industrias manufactureras y de servicios, que permitan el emprendimiento y la innovación a través del uso de la tecnología.

Tenemos que dejar de ver hacia adentro y ampliar nuestra visión a un mercado global de exportación, en donde si tan solo lográramos aumentar las exportaciones hacia Estados Unidos, nuestro país tendría una transformación importante.  @jczapata_s

Republicagt es ajena a la opinión expresada en este artículo