El miércoles pasado tuve el honor de ser invitado a un almuerzo organizado por la Alianza Técnica de Apoyo al Legislativo (ATAL) en donde se volvió a discutir la Reforma Constitucional al Sistema de Justicia, conocida como la iniciativa 5179. Me llamó mucho la atención que esta fue propuesta por 52 diputados y con el apoyo del presidente Morales y del presidente del Congreso Mario Taracena, quien dijo: ´´ vamos a tener sesiones extraordinarias, que van a ser tipo constituyentes.´´
Ustedes no me dejaran mentir que en el Congreso Nacional de la República lo que menos hay son diputados constituyentes, lo que tristemente tenemos como padres de la Patria son personas que han sido acusadas y muchas hasta condenadas en el pasado de secuestro, tráfico de heroína, ex esposas de narcotraficantes que actualmente están en proceso de extradición, traficantes, corruptos, gente con antejuicio, gente acusada de discriminación racial y de género, dinosaurios enquistados en su curul, en fin que lo que menos hay es gente decente que puedan hacer una labor constituyente; es más, estoy seguro que la mayoría de estos diputados ni siquiera han leído la iniciativa 5179 y menos las modificaciones propuestas por entes tan serios como ATAL.

En la Constitución Política de la República de Guatemala en el TITULO II, CAPITULO I, artículo 4 reza que en Guatemala todos los seres humanos son libres e iguales en dignidad y derechos, el hombre y la mujer tiene iguales oportunidades y responsabilidades y los seres humanos deben guardar conducta fraternal entre sí. Pero en estas reformas quieren hacer una división de justicia entre los indígenas y los no indígenas y esta aplicación racista de la ley es una aberración y toca el artículo 4 de La Constitución que es un artículo pétreo el cual no puede ser modificado ni con una Asamblea Nacional Constituyente, ya que la ley debe ser aplicada sin discriminación de raza, credo o sexo.

Entonces ya con esta aberración política no podemos catalogar de constituyentes a estos diputados y considero que deben leer y re leer las modificaciones de gente seria, para que estas reformas judiciales no vayan a provocar invalidez o deslegitimación.

Da tristeza las palabras de Mario Taracena, Presidente del Congreso que dijo el día que fue presentada la propuesta en el Palacio Nacional de la Cultura, que era un día histórico, ya que había sido firmada la propuesta por 52 diputados del Congreso, y me pregunto yo: ¿cuándo una propuesta de los diputados y los 3 Presidentes de los Poderes del Estado juntos ha sido de beneficio para Guatemala?

Otra cosa que me llama la atención es centralizar absolutamente el Poder Judicial en El Consejo Nacional de Justicia, que sería el encargado de la formulación, gestión y ejecución de las políticas judiciales, o sea que tendrá todo el poder y recordemos que el poder absoluto corrompe absolutamente ya que hasta tendrán la oportunidad de elegir autoridades, que no necesariamente serán las más idóneas, sino serán a la carta.

Según El Periódico el Presidente Morales expreso: ´´ Si queremos que la justicia llegue a todos, debemos dotarla de herramientas necesarias para que pueda cumplir con sus fines. Por lo que pido una vez más, públicamente al Congreso de la República que apruebe las reformas propuestas.´´
Esta situación del presidente Morales me llama la atención por la celeridad con que quiere que se aprueben las reformas, ¿cuál es su interés? Y si de verdad quiere apoyar el sistema judicial en Guatemala, el cual está en trapos de cucaracha y sin financiamiento con un presupuesto ajustado y con pocas fiscalías a nivel nacional, pero prefiere apoyar el aumento de mil millones al presupuesto del ejército en vez de darlo al Sistema Judicial. ¿Será que esto es para beneficiar a alguien?
Yo no estoy en contra de mejorar el sistema de justicia, pero si estoy en contra de crear un cuarto poder que sería el Consejo Nacional de Justicia que de caer en manos del gobernante de turno ejercería toda la influencia de impunidad en el presente y para el futuro, creo que están poniendo las barbas en remojo para cuando salgan del gobierno y sean investigados.

¿Quieren una buena reforma a la justicia? Retiren el antejuicio.

Republicagt es ajena a la opinión expresada en este artículo