Quedar fuera de la Junta Directiva del Congreso de la República no le quita el sueño al aún presidente de ese Organismo, Mario Taracena, quien dice sentirse muy cómodo con el papel que desempeñará como oposición a partir de enero próximo.

El congresista adelantó que ya prepara su “caja de lustre” para dejar la presidencia y bajar a su curul, ya que ahí ha trabajado durante 30 años.

[quote_center]”Estoy seguro que durante muchos años van a soñar conmigo”, declaró en referencia a los diputados que criticaron su gestión.[/quote_center]

Mario Taracena está consciente que ganó más enemigos. “Les toqué lo de las plazas y las traidas por eso no me quieren”, ha declarado en varias ocasiones.

No haber logrado la reelección fue una victoria para los trabajadores del Legislativo, que esperan con ansias que todo vuelva a la “normalidad”.

También puedes leer: