Constitucionalistas y diputados cuestionan los amparos concedidos por la Corte de Constitucionalidad (CC) que anularon las designaciones ante la Junta Monetaria (JM), el Registro Nacional de las Personas (Renap) y el nombramiento de las nuevas autoridades del Consejo Nacional de Atención al Migrante de Guatemala (Conamigua).

Por ejemplo, citan que en el caso de Conamigua la Corte resolvió por actuaciones del pleno del Legislativo en cuanto a procedimientos que no son de la competencia del Legislativo, como determinar la capacidad, idoneidad y honradez de los candidatos, temas bajo responsabilidad de la Comisión del Migrante del Parlamento, que tuvo a su cargo la selección de los cinco candidatos finales, de 47 que participaron.

“La función del pleno del Congreso es escoger entre los candidatos que precalifica la Comisión del Migrante, a quien deberá desempeñar el cargo de Secretario Ejecutivo de Conamigua, pero no conoce, ni califica si los aspirantes llenan los requisitos necesarios para ser designados, porque esa tarea por mandato legal corresponde a la Comisión del Migrante”, señala el constitucionalista José Luis Dubón.

Y agrega: “Si la Comisión del Migrante hubiese violado la ley para escoger a los candidatos, es el acta que contiene la sesión en que se hizo la escogencia de tales candidatos, el acto que produciría el agravio y el que sería susceptible de impugnarse por medio del proceso de amparo”.

“Los diputados, en el amparo planteado, señalaron como acto impugnado, la elección que tuvo lugar en el pleno, acto en el cual por definición no pudieron haberse dado los agravios que denuncian. Obviamente la fraudulenta razón para hacerlo así, es que ya había caducado el plazo de treinta días que tenían para impugnar lo realizado por la Comisión del Migrante”, enfatiza Dubón.

Los legisladores Javier Hernández, de FCN-Nación; Manuel Conde, del PAN y Alejandra Carrillo, del Movimiento Reformador, también cuestionaron la resolución de la Corte de Constitucionalidad.

Elizabeth Paz y Melanie Müllers fueron juramentadas como subsecretaria y secretaria de Conamigua.

No procedía

A criterio del constitucionalista, “la Corte de Constitucionalidad, con su conocido y reiterado activismo político, arbitrariamente otorgó amparo provisional a los diputados, a pesar de que era evidente que los agravios que denuncian no fueron cometidos por el pleno y de la obvia caducidad de la acción que debieron haber entablado contra supuestos actos anómalos de la Comisión del Migrante”.

“Se evidencia a simple vista que las anomalías denunciadas por los diputados, no son tales, porque todas constituyen argumentos baladíes, y porque el único requisito que exige la ley (la acreditación de por lo menos tres años de experiencia en el tema de migrantes) fue acreditado fehacientemente por la designada, a criterio de la Comisión del Migrante”, subraya Dubón.

Según el expresidente de la CC, Roberto Molina, la Corte solo puede conceder el amparo si se evidencia un agravio en el procedimiento, no puede realizar el análisis técnico porque eso sería “interferencia”, por tanto habría que conocer el alcance de la resolución.

Considera que en el caso de Conamigua no fue la mejor forma de tratar el asunto, pero además, considera que establecer un plazo al Congreso para resolver los nombramientos, es “irregular”.

“Deberia establecerse qué consideró de ilegal la Corte o si es complacencia con los amparistas, habría que ver si de alguna manera no está invadiendo funciones de uno de los organismos del Estado”, enfatiza Molina.

Presenta pruebas

Melanie Müllers, quien fue electa como secretaria ejecutiva de Conamigua, visitó las oficinas de Republica y presentó toda la documentación que acredita su experiencia en el tema migratorio, sus credenciales académicas y para hablar del amparo que la dejó fuera del cargo, así como de algunas prioridades que empezó a implementar durante las tres semanas que ejerció.

A continuación presentamos parte de la conversación con Müllers: