Con oraciones, gritos y pancartas, de nuevo los guatemaltecos se concentraron en la Plaza de la Constitución para exigir justicia al Estado de Guatemala.

Las decenas de veladoras colocadas en sus alrededores iluminaron una noche fría y de desconsuelo como señal de esperanza. Un día después de la tragedia en la casa Hogar Seguro Virgen de la Asunción, el punto de reunión fue de nuevo la Plaza de la Constitución y la petición de justicia por las niñas fallecidas, resonó en todo el ambiente.

Las siguientes imágenes muestran el pesar de muchos, que tomados de la mano del Creador, aún mantienen la esperanza de un cambio en Guatemala