Róterdam, Holanda | AFP |

El primer ministro holandés, Mark Rutte, llamó el lunes a Holanda a ser el primer país en Europa en “detener el mal populismo”, dos días antes de una elección crucial en la que el partido del diputado antiislam Geert Wilders legaría en segunda posición.

“Podemos decir que estas elecciones son los cuartos de final para intentar impedir ganar al mal populismo”, afirmó en una rueda de prensa en Róterdam antes de un esperado duelo televisivo con Wilders.

“Las semifinales son en Francia en abril y mayo y luego la final es en Alemania en septiembre”, agregó, en referencia a los comicios presidenciales en Francia y las legislativas en Alemania.

“Quiero por lo tanto que Holanda sea el primer país en detener el mal populismo, detener el efecto dominó”, agregó evocando el Brexit y la victoria de Donald Trump en Estados Unidos.

El duelo entre Rutte, que aspira a un tercer mandato, y Wilders es muy esperado. La campaña estuvo muy dominada por los temas de inmigración y la integración.

Según el último sondeo publicado el domingo por Peilingwijzer, que compila seis sondeos diferentes, el partido de Rutte llegaría en primer lugar con 16% de intención de voto, mientras que el de Wilders sería segundo, con 13%