Un total de 49 bienes inmuebles, en diferentes estatus, tenía bajo su  cargo, hasta el pasado mes de febrero, la Secretaría de Nacional de Administración de Bienes en Extinción de Dominio (Senabed).

La cifra incluye 15 incautados, 15 inmovilizados, 11 embargados, uno secuestrado y siete extinguidos. La mayoría, el 47 por ciento, se ubican en el departamento  de Guatemala.

El resto está en los departamentos de Escuintla, Sacatepéquez, Izabal, Jutiapa, Chiquimula, Santa Rosa y Chimaltenango.

Entre los bienes incautados destaca la lujosa casa de descanso de Roxana Baldetti, en el Condominio Marina de Sur, ubicado en el municipio del Puerto de San José, en Escuintla, y que está valorada en Q2 millones.

Mientras que entre los extinguidos hay tres que pertenecieron al narcotraficante Mario Ponce, quien fue capturado y extraditado a Estados Unidos (EE.UU.), donde fue condenado a 25 años de prisión en agosto de 2012.

Bajo resguardo

Los bienes incautados, embargados, inmovilizados o secuestrados tras una resolución de un Juzgado de Extinción de Dominio deben ponerse a disposición de la Senabed para que los administre y vele para que no se menosprecien, devalúen o deterioren. En esta fase siguen siendo propiedad de las personas investigadas, pero la administración está a cargo de la Senabed.

Los bienes son extinguidos cuando por medio de una sentencia judicial firme, se determina que fueron adquiridos con dinero producto de actividades ilícitas y delictivas.

En este momento, según la Ley de Extinción de Dominio,  “la Secretaría podría conservarlos para el cumplimiento de sus objetivos, enajenarlos o subastarlos. Además, podrá donarlos a entidades de interés público”.