Hace una semana estaba esperando una reunión, y en lo que llegaba la persona a cargo de la misma, me dio mucha curiosidad una tal Sra. Markus hablando tonteras en Facebook, acusando a las hidroeléctricas de que ellas secan los ríos, y que además ella como experta en el tema (fue secretaria o asistente personal de algún empresario dueño de una pequeña hidroeléctrica), podía testificar en contra de las hidroeléctricas y asegurar que los ríos se están secando porque las hidroeléctricos se llevan el agua!!!

Con el afán de ilustrar le mandé una solicitud de amistad y en la misma le comenté que si bien las hidroeléctricas usan el agua de los ríos, la baja en el caudal, especialmente en la Franja Transversal del Norte, respondía directamente a la altísima tasa de deforestación de la región, en la que 20 o 30 años atrás los caudales de los ríos superaban por mucho la disponibilidad actual de agua. Le explique que los comunitarios (hay más de 6,000 comunidades en la región), son los responsables directos de la deforestación, estimando que arrasan de 45,000 a 60,000 hectáreas de bosques naturales por año, sin reforestar ni siquiera una hectárea por comunidad por año, destruyendo con su método tradicional de tala-rasa para siembra de maíz, (cortan la foresta y luego queman la poca cobertura del suelo) por completo la capacidad de retención de agua de las principales cuencas de la región.

¡No me dejo terminar la explicación, y me acuso de ser una cuenta falsa, de esas que según ella manejan los del “CACIF”!!, a lo que le tuve que responder quien era y en donde trabajaba y además le ofrecí que podía venir a visitarme y yo le podía explicar la situación forestal y climática de la región norte del país. Para todo esto, me acuso y me dijo que no iba a venir porque “temía” que le fuera a pasar algo en el lugar en donde yo trabajo. Ante esta situación, le invite entonces a que continuara disfrutando de su dulce vida ignorante, aunque le reiteraba la invitación a que me viniera a visitar, sin ningún costo por supuesto.

Bueno, pero regresando a la razón principal de este artículo, hay dos razones principales por las que disminuye el caudal de un rio de forma natural, la primera: el nivel de deforestación de las cuencas altas, y la segunda: cambios en los sistemas de precipitación pluvial. Ya expliqué y he constatado personalmente los altos niveles, casi trágicos, de deforestación de las regiones montañosas del norte del país. ¡La situación es tan caótica, que, en regiones de El Estor, Izabal, antaño cubiertas de árboles, las comunidades no cuentan con leña para cocinar!!! Como les digo, he estado allí, y puedo mencionar varias comunidades: Sexan, Rio Sauce, El Pozo Lote 5, Nueva Jerusalén, las cuales he visitado y me han dado ganas de llorar al ver esas montañas onduladas vacías, sin ningún árbol en pie!!! Entonces, ¿¿ya estamos claros del primer punto?? O implementamos una campaña seria y masiva para la reforestación de todas las cuencas altas, o nos arriesgamos a perder las ventajas comparativas de las que gozamos como país, para producir energía limpia.

Pero ¿¿qué paso con el segundo factor?? Pues también aporto su parte: El año 2016, según los comunitarios, ha sido el año más seco de la historia de la franja transversal del norte, por primera vez en cientos de años, dejo de llover por 3 meses seguidos en la región norte del país!!!  Nunca había dejado de llover por más de 1 mes!! Y el año que paso, fueron 3 meses, personalmente tuve que visitar varias plantaciones que se secaron de arriba para abajo, y se cayeron al suelo, completamente secas por falta de agua.

Si usted apreciable lector puede verificar esto en cualquier plataforma web sobre el clima, entonces ya sabrá que es lo que está causando la disminución del caudal de los ríos en la región, y porque la cantidad de agua que se veía hace 5 años en los ríos de las verapaces, del Quiche, Huehuetenango e Izabal, es menos cada año.

Ahora, me gustaría recordarles a los dueños de las hidroeléctricos, que harían más invirtiendo los  Q 50,000,000 anuales que regalan a las comunidades circundantes a los proyectos en un masivo programa de reforestación de la región, que lo que han logrado hasta ahora. Y sería mucho mejor, si dicho programa fomentara la implementación de sistemas agroforestales, compatibles con el ambiente y rentables para los comunitarios. Con esto resolverían dos problemas: el problema de deforestación en la región, y el problema del ingreso de los comunitarios. Además, contribuirían a mitigar los efectos del cambio climático en los patrones de precipitación pluvial, al menos en las cuencas de interés. Entonces querido lector, lo invito a que, si usted le ha puesto atención a esta gente bulliciosa, por favor infórmese, y luego emita opinión, recuerde que, en la tierra de los ciegos, el tuerto es rey!!

 

República es ajena a la opinión expresada en este artículo