Las actividades de la Huelga de Dolores no son del agrado de los estudiantes de la Facultad de Medicina de la Universidad de San Carlos así lo mostraron cuando expulsaron de las instalaciones del Centro Metropolitano Universitario a los encapuchados que intentaron sin éxito suspender las clases.

Los estudiantes acorralaron a tres encapuchados y les exigieron que se quitaran la capucha o se identificaran como estudiantes de la facultad. Sin embargo, la presión no fue suficiente y ninguno fue capaz de mostrar su carnet como sancarlista en su lugar les encontraron un martillo.

-¿Para qué necesitan esto?, cuestionó uno de los estudiantes que pidió a los encapuchados a retirarse. Otro estudiante instó a las demás unidades académicas a desconocer a las personas que porten capuchas.