El pasado martes durante la Sesión Ordinaria realizada en el Congreso de la República, se citó a los titulares del Consejo Nacional de Adopciones, la Procuraduría General de la Nación y la Procuraduría de los Derechos Humanos. La razón era para que estos expusieran su informe oficial sobre la tragedia sucedida en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción.

En la primera comparecencia los parlamentarios escucharon la exposición de los trabajadores del Estado y procedieron a realizar las interrogantes que tenían ante el lamentable hecho. Debido a esto el presidente Chinchilla mencionó que más de 30 diputados iban a intervenir y procedió a darle la palabra a los primeros legisladores quienes realizaron sus preguntas.

Por el número de oradores y el tiempo con el que se contaba, solo dos diputados pudieron realizar sus cuestionamientos y estos fueron Patricia Sandoval y Estuardo Galdámez del partido oficialista. Cuando Galdámez vio que el número de parlamentarios iba disminuyendo, procedió a realizar de forma exaltada una solicitud para citar a los funcionarios este jueves y continuar con las interrogantes.

Después de las discusiones que provocó citar nuevamente a los funcionarios el presidente Chinchilla convocó a los tres titulares de las instituciones para que se presentaran hoy a las 10 horas que estaba programada la Sesión Ordinaria. Sin embargo transcurrieron cuatro horas y no se llevó a cabo la continuación de las interrogantes por parte de los parlamentarios. El motivo fue porque el punto de la citación estaba seguido al de las reformas del decreto 1441 del Código de Trabajo.

Al momento de concluir con estas reformas, los diputados comenzaron a abandonar el pleno de forma rápida, por lo que el presidente Chinchilla tuvo que suspender la sesión y convocar a la reunión de Jefes de Bloques para el próximo lunes donde discutirán si volverán a citar a los funcionarios.