La cuenta de twitter de de Corporación McDonalds fue hackeada por algún bromista que le envió un mensaje al presidente Donald Trump en nombre de la corporación.

Además que le dijo que extrañaba a Obama también le dijo que tenía las manos chiquitas.

Al poco tiempo Twitter envió al administrador del gigante de comida rápida que la seguridad de la cuenta había sido intervenida.