Esta semana se cumple un mes que los diputados retomaron la discusión de las reformas constitucionales. En cinco sesiones no han logrado aprobar un solo artículo de los que planteados en el proyecto de ley y cada miércoles es más difícil conformar quórum (105).

No hay duda que las distintas bancadas no tienen interés en conocer el tema. El presidente del Congreso Oscar Chinchilla hizo un llamado a los congresistas “para que asistan al hemiciclo para continuar con la discusión de las reformas constitucionales, y en especial a que respeten los acuerdos suscritos en la Instancia de Jefes de Bloque”.

La semana pasada algunas autoridades indígenas y dirigentes comunitarios solicitaron retirar el artículo que pretendía reconocer la Jurisdicción Indígena.

Sin embargo, la petición de Chinchilla no encuentra eco. Cinco sesiones han sido suficientes para confirmar que los legisladores no tienen interés en el tema. Sus prioridades se resumen a aprobar la Ley de Simplificación Tributaria, conocida como la ley de ganaderos, e intentar recetarse una amnistía para no enfrentar algún proceso por el tema de las contrataciones de personal.

“Solo venimos a perder el tiempo, es claro que no se quiere discutir”, reconoció un diputado fuera de grabación. Aunque se pensaba que la discusión del artículo 3, referente a la Jurisdicción Indígena era el tema que frenaba el avance de las reformas, es claro que no es así ya que el punto fue pospuesto para más adelante y pese a ello siguen sin avanzar.

Los diputados se encuentran discutiendo el artículo 4. Al momento, ningún artículo se ha aprobado.

Este miércoles se concentraron en la discusión del veto presidencial a la ley que otorgaba una compensanción económica a las comadronas y cuando fue el turno de retomar la discusión de las reformas, poco a poco los diputados comenzaron a abandonar el recinto hasta que rompieron quórum. A Chinchilla no le quedó más remedio que levantar la sesión.

Piden debatir con responsabilidad

El Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif) pidió al Congreso “conocer y debatir con responsabilidad e independencia, y a la mayor brevedad posible el resto de las reformas planteadas”.

El sector privado hace ver que el país necesita “una reforma que permita fortalecer el sistema judicial”. Junto con el sector privado, otras entidades han promovido el apoyo a las reformas, pero los parlamentarios siguen sin escuchar al pueblo que los eligió.