Espionaje del mundo a los EEUU decía Trump para desviar la atención ante las malas decisiones sociales y presupuestarias que su gobierno realizará. Trump recortó casi toda la ayuda social, programas de educación, salud, ayuda internacional para entregárselo al Pentágono y aumentar su lucha contra el terrorismo.

El mandatario estadounidense también destinó la cantidad de 26 mil millones para la construcción del muro en la frontera con México.

Una de las peores caras de Trump ha sido su alta asesora Kellyanne Conway que admitió que no tiene “ninguna prueba” de que el presidente Donald Trump haya sido objeto de escuchas telefónicas por parte de su antecesor, Barack Obama, como denunció el mandatario en la red Twitter.

Trump acudió al Senado para que iniciaran una investigación de espionaje contra el presidente saliente pero también el senado le negó tal sugerencia.

Mientras Trump se victimiza, nuevamente anunciaba otra reforma migratoria más tenue que su predecesora promulgada el 27 de enero. El nuevo decreto migratorio firmado añade que “cerrará temporalmente las fronteras del país a los refugiados de seis países de mayoría musulmana. La medida veta, además, el ingreso de refugiados por un plazo de 120 días, y suspende por 90 días la emisión de visados para personas de Irán, Libia, Siria, Somalia, Sudán y Yemen”.

Sin embargo el nuevo decreto del presidente estadounidense Donald Trump sobre inmigrantes y refugiados de seis países musulmanes fue suspendido por un juez de Hawái, horas antes de que entrara en vigor, una decisión condenada por el mandatario que prometió una batalla judicial.

El magistrado Derrick Watson indicó que el bloqueo, valido ya en todo el país, evitaría “daños irreparables” y descartó que una apelación de emergencia pueda revertir su decisión. Esta iniciativa nos hace ver como un país débil alegaba Trump.

Reforma sanitaria

Aunque el gobierno estadounidense lo negó el proyecto de reforma sanitaria del presidente Donald Trump dejaría el año que viene a 14 millones de estadounidenses sin seguro médico, según las previsiones de la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO) publicadas este lunes y que pueden dividir aún más a la mayoría republicana en el Congreso.

El número de personas sin cobertura ascendería a 52 millones en 2026, un 85% más que con el plan Obamacare, si la emblemática ley firmada por el exmandatario Barack Obama fuera eliminada, de acuerdo con el esperado informe de la CBO.

Paul Ryan vocero del Congreso se reunió con Trump para analizar los recortes que pidió.

El plan recudiría en 337.000 millones de dólares el déficit federal en la próxima década, es decir 33.700 millones de dólares por año, mediante la rebaja de los subsidios públicos.

El déficit rondó los 590.000 millones de dólares en 2016. Estos datos son mucho más elevados que los que preveían los congresistas republicanos moderados, que temen un retroceso brusco en el sector sanitario, teniendo en cuenta que desde 2010 la tasa de ciudadanos sin cobertura ha caído de 16% a 9%.

Los mismos republicanos creen que la acción impulsiva de Trump rebasa cualquier lógica y sentido común al querer imponer su “gana” de borrar el legado de su antecesor. Sin embargo los mismos empleados elegidos por Trump han estudiado la situación han tenido que ponerse en contra del mandatario. “Cuando la gente puede escoger, los costes bajan”, aseguró Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes, la instancia que actualmente debate el texto. “Como siempre hemos dicho, habrá una transición estable”.

Más dinero para defensa

El jefe del presupuesto del presidente Donald Trump defendió la propuesta de eliminar los aportes a programas extraescolares, que sirven de apoyo principalmente a los niños necesitados, alegando que “no hay pruebas que demuestren” que mejoran el rendimiento de los estudiantes.

Los programas extraescolares “se supone que ayudan a los niños que no son alimentados en casa a recibir alimentación para que rindan más en la escuela”, dijo Mick Mulvaney, director del Presupuesto Federal, en una rueda de prensa en la Casa Blanca.

“¿Saben qué? No hay pruebas de que estén logrando eso, ayudar a que los niños rindan más en la escuela”, afirmó.

La lucha contra el calentamiento global y las medidas en favor del medio ambiente salen mal paradas en el primer proyecto de presupuesto de Donald Trump, que recorta casi un tercio los fondos de la Agencia de Protección Ambiental (EPA).

En el documento presentado el jueves al Congreso, que tiene la última palabra en materia presupuestaria, la Casa Blanca busca reducir el presupuesto de la EPA 2.600 millones de dólares de los 8.300 millones actuales.

Unos 3.200 puestos de trabajo, la mitas de sus efectivos, serían eliminados.

¿Qué hará el Pentágono con esta ampliación del presupuesto?

El proyecto presupuestario para 2018 del presidente estadounidense Donald Trump incluye un aumento del 10% para la partida de defensa, que pasó de 583.000 millones de dólares a 639.000 millones, para lo cual hizo recortes en otras áreas y programas.

La Casa Blanca cree que es mejor dejar de negociar y hacer diplomacia dado el recorte brusco del 28 por ciento que sufrió el Departamento de Estado estadounidense. Sin embargo su secretario Rex Tillerson los defiende como paso para establecer una diplomacia y un sistema de ayuda al desarrollo “más eficaces”.

Básicamente se pone fin a diálogo para armase y poner en marcha la negociación con armas. Es por eso que el Pentágono expuso su nuevo plan militar que impondrá en este nuevo orden mundial lo usará para acabar con los Yihadistas, contratará más personal, se hará una reconstrucción de la armada estadounidense que incluye nuevos aviones y buques navales, entre cientos de cosas más.

Holanda acaba con el populismo de extrema derecha

El partido liberal en el poder en Holanda ganaría las elecciones legislativas, mientras que el partido de extrema derecha de Geert Wilders quedaría en segundo lugar empatado con otras dos formaciones, según sondeos a boca de urna este miércoles.

El primer ministro liberal holandés, Mark Rutte, afirmó congraciado que “luego del Brexit y después de las elecciones en Estados Unidos, Holanda dijo no al populismo”.

Primer ministro holandés Mark Rutte.

Asegurando que se trataba de un “éxito”, Geert Wilders (apodado el nuevo Trump) afirmó el miércoles por la noche que estaba dispuesto a gobernar “si era posible” en coalición, si bien las principales formaciones ya han descartado colaborar con él.

“Si eso no funciona apoyaremos al gobierno en todo lo necesario en los temas importantes para nosotros”, agregó.

Los resultados tranquilizaron a Europa y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, celebró “una votación por Europa, contra los extremistas”, mientras que el presidente francés, François Hollande, celebró “una neta victoria contra el extremismo”.

Mientras esto sucedía Turquía y su presidente Recep Tayyip Erdogan volvió a atacar violentamente este miércoles a Europa, donde según él “el espíritu del fascismo está desbocado”, y acusó directamente a Holanda de ser responsable de la matanza Srebrenica.

En paralelo, la crisis diplomática se extendió a Twitter, donde hackers presuntamente favorables a Erdogan piratearon varias cuentas oficiales y publicaron mensajes similares a las acusaciones del presidente.

Holanda “no tiene nada que ver con la civilización, ni con el mundo moderno, fueron ellos los que masacraron a más de 8.000 bosnios musulmanes en Bosnia Herzegovina, durante la masacre de Srebrenica” en 1995, dijo Erdogan en un discurso.

Sobornos del narcotráfico alcanzan a hermano del Presidente

Presidente Juan Orlando Hernandez.

Un excapo del narcotráfico de Honduras afirmó en una corte de Nueva York que pagó un soborno al hermano del presidente Juan Orlando Hernández, el diputado Antonio Hernández, a cambio de que éste hiciera gestiones para saldar una deuda del gobierno con el cartel.

Devis Leonel Rivera Madariaga, exjefe de la banda Los Cachiros y preso en Estados Unidos, dijo que se reunió con Tony Hernández mientras cooperaba con la agencia antidrogas estadounidense, la DEA. Aunque no precisó la fecha, esta cooperación se dio entre 2013 y fines de 2015, cuando el narcotraficante se entregó a la justicia estadounidense.

Rivera Madariaga, que se ha declarado culpable de la muerte de 78 personas, entre otros delitos, dijo que ofreció a Tony Hernández un “soborno” porque “él iba a conseguir que las finanzas del gobierno pagaran a Inrimar”, una empresa creada por el cartel para obtener contratos gubernamentales y así lavar dinero del narcotráfico.