“¿Qué le diré a mis hijos?”, se pregunta angustiado Valeriano Tux; “¿cómo pagaré los estudios de mis hijos?”, una incógnita que atormenta a Juan Tux, y peor aún, “¿con qué dinero compraré los alimentos para mis siete hijos?” es el problema que le quita el sueño a Ricardo Xo.

Todos ellos tienen algo en común en la actualidad, son guatemaltecos trabajadores; viven en las comunidades cercanas a la hidroeléctrica Oxec y ahora se encuentran sin trabajo ante el cierre temporal de la empresa.

Lo más preocupante es que ya no tienen cómo llevar el sustento a sus hogares. Pese a esta realidad, aunado a  la incertidumbre, se mantienen de pie esperanzados que la resolución de la Corte de Constitucionalidad sea favorable para la continuidad de la hidroeléctrica.

Hicimos un recorrido por las comunidades cercanas a la hidroeléctrica y le sorprenderá las respuestas de las familias frente al cierre de la empresa.