La respuesta que la Ministra de Salud Lucrecia Hernández dio a la comisión legislativa fue suficiente para que los diputados acordaran solicitar su interpelación. La citación subió de tono cuando la presidenta de la sala de trabajo, Karla Martínez, cuestionó a la funcionaria sobre el número de muertes por desnutrición.

“La salud de los guatemaltecos no es un chiste”, dijo la congresista a lo que la funcionaria respondió  “es un chiste esta citación diputada”, la respuesta no pasó desapercibida para el resto de la comisión que pidió respeto. En cuestión de minutos acordaron suspender la citación y pedir su interpelación.

“Yo le ruego que con mucho cuidado se dirija a esta comisión. La señora ministra tiene que venir al congreso y ser interpelada porque no conoce la realidad del país”, declaró el diputado Marvin Orellana.

De concretarse la interpelación, Lucrecia Hernández se convertiría en la primera funcionaria en rendir cuentas en el pleno del Congreso.