Bernardo Caal, quien manipula a los habitantes de Santa María Cahabón, Alta Verapaz, según audios publicados por República donde se escucha cómo prepararon la marcha de este miércoles en la capital, presentó un nuevo amparo para intentar detener las operaciones de otras hidroeléctricas que operan sobre el río Cahabón, en tanto que las autoridades expresaron su apoyo en favor de estas inversiones de generación eléctrica.

Caal, quien fue destituido del Ministerio de Educación por no presentarse a sus labores durante un año, busca detener a las empresas recurriendo a la manipulación, actos al margen de la ley como lo acordado por Rogelio Coc, presidente del Consejo Comunitario de Desarrollo (Cocode), de la aldea Panzamalá, ubicada en San Pedro Carchá, quien pretende encarcelar al comunitario que labore para la hidroeléctrica Renace.

Según el alcalde del referido municipio, Erwin Catún Maquín,  “se están politizando mucho las cosas, hay un señor, Bernardo Caal,  de Cahabón, que está politizando todas las cosas. Él entra por el lado de Lanquín” debido a que la aldea Panzamalá “está casi en el límite entre Lanquín y Carchá. Más creo que él es el responsable de manipular esto”.

Desconocen por qué marchan

En la marcha de este miércoles, que derivó en un congestionamiento vehicular en la zonas 18, 6 y 1, participaron no más de 300 personas que en muchos casos no sabían el motivo de la protesta. Ello corrobora el temor de Caal y otros líderes indígenas como Rutilia Ical, profesora de la Universidad Rafael Landívar, que cada vez tienen mayores problemas para reunir personas para sus protestas, según se escuchas en los audios.

Caal dice que ya no puede estar llevando comunitarios de Cahabón, que “ya es muy difícil manejar la gente aquí en el municipio porque se nos pueden ir de las manos”.

Otra de las voces habla de cómo los van a “convencer y comprar” y hasta se menciona al partido Winaq en medio de la conversación.

Gobierno apoya las hidroeléctricas

En su discurso, Caal responsabiliza al mandatario Jimmy Morales de las muertes que según él habrá en el municipio. Además dentro de su discurso relacionó las hidroeléctricas con la tragedia sucedida en Hogar Seguro Virgen de la Asunción, mencionando que la responsable de esa “masacre”, es la Primera Dama.

Sin embargo, el ministro de Ambiente, Sydney Samuels, asegura que el Estado reconoce la importancia de las hidroeléctricas como una fuente de energía que no daña el ambiente ni el futuro de las nuevas generaciones, por tanto continuarán apoyando estas inversiones.

“Es la mejor opción para aprovechar los recursos renovables que no afectan el ambiente, las marchas de ahorita no les voy a decir que no le pongamos atención, pero estamos muy claros que las hidroeléctricas deben seguir, no tenemos manera de hacer crecer este país de manera sostenible, si vamos a cortar las hidroeléctricas, esto es inconcebible”.

Y agregó, “esto (la oposición a las hidroeléctricas) ni siquiera son ideas de guatemaltecos, son ideas de afuera, de gente que viene de países donde utilizan las hidroeléctricas y tienen un buen desarrollo por el uso de los ríos, pero ahora nos vienen a querer meter en la cabeza de las personas pocas entendidas que las hidroeléctricas son como ver venir el invierno. No vamos por la vía de evitar las hidroeléctricas, eso es una locura, vamos a velar por ese tema”.

Comunicado de prensa de una de las empresas que opera hidroeléctricas sobre el río Cahabón