Vivimos en un país donde hay personas que recorren kilómetros para poder usar una computadora, donde aldeas enteras se encuentran incomunicadas porque no hay cobertura de internet, y donde muchos niños no conocen todo lo que el mundo tiene que ofrecerles. De las 35 mil escuelas que integran el sistema nacional, únicamente 4mil de ellas poseen alguna modalidad tecnológica en sus aulas y tan solo 163 tienen acceso a internet. Esta es una realidad que hay que cambiar, no solo en Guatemala, sino que en el mundo entero.

Desde su fundación en 2005, Google.org, el brazo filantrópico de la compañía Google, se ha dedicado a la búsqueda de organizaciones sin fines de lucro innovadoras, que se dediquen a solucionar los principales desafíos mundiales, tales como la educación. El fin es brindarles apoyo en la titánica labor que realizan para cerrar la brecha educacional tan gigante que enfrentamos. Una evidencia del potencial ecualizador que tiene la tecnología para incidir en el aprendizaje real de la niñez, es que niños de 4to primaria en una escuela de San Juan Sacatepéquez utilizan dentro de su aula la misma tecnología que los hijos de Bill Gates.

Google cree firmemente que la tecnología es una herramienta fundamental que ayudará a afrontar retos educativos como este. No obstante, la disparidad y poco acceso a conectividad y a tecnología, en Guatemala y en muchísimos otros países, agrava la desigualdad y el acceso equitativo a oportunidades. Enfrentamos entonces un escenario donde nuestros niños viven en diferentes siglos. Mientras un niño sueña en convertirse en ingeniero en robótica y regresar a transformar su aldea, otro no conoce lo que un ingeniero en robótica es, porque la información a la que tiene acceso no está actualizada. Por esa razón, en 2016, Google.org lanzó una nueva iniciativa, que pretende donar $50 millones a organizaciones que utilicen la tecnología para transformar la realidad actual de una forma escalable. Una de ellas es “Foundation for Learning Equality”, un importante aliado de Funsepa, fundación de la cual orgullosamente soy parte desde 2004.  De todas las alianzas y proyectos educativos que Google evaluó, escogió a Funsepa para dar a conocer a través de su portal la labor que juntos hemos realizado.

Sin lugar a dudas, esfuerzos como los de Funsepa y “Foundation for Learning Equality”, demuestran que la tecnología es un medio poderoso. Pero las intervenciones tecnológicas por sí solas, sin un buen acompañamiento, no tienen mayor impacto. Definitivamente no se trata únicamente de montar laboratorios de cómputo e instalar en las máquinas aplicaciones y programas chileros, o simplemente donar laptops. Se trata de definir los nuevos modelos y paradigmas de aprendizaje, redefinir el crucial rol del docente para aprovechar al máximo la tecnología, no solo como herramienta pedagógica, sino también como un instrumento que facilite procesos y tareas administrativas de cada escuela.

La tecnología es una herramienta que puede ser apalancada para transformar el sistema educativo mundial, un sistema que refleja un diseño que atiende necesidades del siglo pasado. Estudios alrededor del mundo, incluyendo uno reciente llevado a cabo por Funsepa, demuestran que la tecnología puede producir saltos cuantitativos en el aprendizaje. Sin embargo, para lograrlo es imperativo integrar la tecnología como herramienta pedagógica en un nuevo modelo, y de esta manera cerrar la brecha educacional que vivimos en Guatemala y en todo el mundo.

Estoy orgulloso y totalmente agradecido con el equipo de Funsepa y nuestros amigos de “Foundation for Learning Equality” y Google.org. Al igual que ellos, estamos convencidos que podemos dar saltos cuánticos en la educación con ayuda de la tecnología. Cuando arrancamos hace 13 años, nos enfrentábamos a una hazaña que parecía ser imposible. Hoy  me conmueve pensar lo que hemos avanzado al demostrar el potencial de la tecnología sobre el aprendizaje. Una dosis de grandes sueños, acompañados de esfuerzo y dedicación, pueden transformar el futuro de toda una nación. Necesitamos cerrar la brecha educativa que vive nuestra niñez y juventud y necesitamos darles una educación digna del siglo XXI. Estoy seguro que lo vamos a lograr si todos apoyamos causas como las de Funsepa.

Pueden ver el video de Google.org en el siguiente link: https://goo.gl/xqTLwc

www.salvadorpaiz.com

@salva_paiz

 

República es ajena a la opinión expresada en este artículo