Trece diputados se quedaron sin partido político y trabajan en el Congreso de la República como legisladores independientes ya que la ley les prohíbe sumarse a otra agrupación. Si desean sumarse a una nueva representación partidaria, tendrán que esperar hasta el último año de la legislatura.

La mayoría de parlamentarios independientes se quedaron huérfanos ya que las autoridades del Tribunal Supremo Electoral cancelaron al partido Libertad Democrática Renovada LIDER y Patriota, por incumplir la ley. Otros decidieron quedarse solos por incompatibilidad con la dirigencia de la bancada.

Ahora deberán esperar un tiempo para sumarse a otra agrupación si así lo desean.

Alvaro Velásquez fue uno de los últimos diputados en declararse independiente.

Las reformas a la Ley Orgánica del Congreso aprobadas el año pasado castigan el transfuguismo y no permiten que los diputados independientes presidan comisiones de trabajo, formen parte de la Junta Directiva y tengan la libertad de cambiarse de agrupación.

¿Quiénes son los diputados?

Datos de Dirección Legislativa dan cuenta que de los trece diputados, siete formaban parte del partido LIDER, dos eran del PP, César Fajardo dejó las filas de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), Mynor Cappa se fue de TODOS, Luis Pedro Alvarez renunció a Encuentro por Guatemala y Alvaro Velásquez le dijo adiós a Convergencia.

Algunos diputados como Fernando Linares, del Partido de Avanzada Nacional (PAN), rechazan la disposición y buscan revertirla. El pasado 10 de marzo, Linares presentó una iniciativa para que los políticos tengan la libertad de cambiarse de agrupación.

Al momento la propuesta sigue pendiente de enviarse a una comisión de trabajo para el dictamen que corresponde.

Mientras que otros buscan hacer valer el voto nominal, es decir, que los ciudadanos voten por los candidatos y no por planillas. La comisión de Asuntos Electorales, presidida por Oscar Argueta, elabora una nueva generación de reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos para dar luz verde a ese mecanismo de votación.

La propuesta está siendo analizada en el seno de la sala de trabajo y esperan presentarla en unos meses.