Se celebran los 106 años del nacimiento de uno de los más importantes cineastas asiáticos. Te contamos sobre su vida y su obra.

Akira Kurosawa nació el 23 de marzo de 1910 en Shinagawa, barrio de Tokio, Japón. Su padre era director de un instituto del ejército japonés y se enorgullecía de venir de una larga línea se samuráis. Su hermano Heigo siempre fue una gran influencia para él y fue quien lo acercó al mundo del cine.

En 1938, Kurosawa fue contratado como ayudante del director Kajiro Yamamoto, durante este tiempo produjo varias películas con alto contenido nacionalista ya que el gobierno exigía que los filmes aportaran al esfuerzo bélico. El trabajo lo ayudó a pulir una técnica que más adelante lo distinguiría por sobre muchos directores de la época.

Apodado “Tenno”, que se traduce como El Emperador, por su exigencia y perfeccionismo; solía filmar utilizando lentes tipo telefoto porque estaba convencido de que tener las cámaras lejos de los actores ayudaba a la interpretación. También solía utilizar varias cámaras al mismo tiempo para tener varios ángulos de las escenas. Uno de los rasgos sobresalientes en sus filmes era el uso de condiciones climáticas para acentuar la acción.

La excentricidad no le era ajena, Kurosawa repartía vestuario varios meses antes de las filmaciones para establecer vínculos entre los vestuarios y los actores ya que se negaba a utilizar ropa nueva.

En su exigencia por lograr efectos convincentes, solía teñir el agua para enfatizar las escenas de lluvia y llegó a utilizar todo el suministro de agua de una zona para grabar una tormenta. Su perfeccionismo y atención al detalle hicieron que ordenara la remoción del techo de una casa, ya que se veía por unos segundos en una toma y mandó construir un castillo al pie del monte Fuji, solo para quemarlo por completo para la película Ran.

En su filmografía hay 31 películas de las que sobresalen “Los siete samuráis”, “Ran”, “El Cazador”, “Yojimbo” y “Rashomon”. Ganó tres premios Óscar y un Óscar honorífico. Su trabajo también le valieron el León de Oro, León de Plata, el Oso de Plata, una Palma de Oro y un premio BAFTA por la película Kagemusha.