Todos tenemos vínculos con el teatro, ya sea porque en el colegio nos obligaron a leer obras de Shakespeare o porque nos llevaron a ver “La dama de negro”, decimos frases tomadas de obras que tal vez no hayamos visto, como “Ni come, ni deja comer” o decimos que alguien es el Romeo de alguna Julieta.

Para celebrar el día del teatro, te recomendamos cinco obras para leer o ver.

Harry Potter y el legado maldito de Jack Thorne. La octava obra inspirada en los famosos libros de J.K. Towling, estas son las aventuras de uno de los hijos de Harry Potter y el hijo de su enemigo, Draco Malfoy.

La casa de las muñecas de Henrik Ibsen. Esta la historia de Nora, quien descubre que no es más que un objeto en un mundo en el que no tiene ni voz ni voto. El drama se enfoca en su decisión de dejar a su marido e hijos. Esta es una de las obras en pro del feminismo más famosas.

La importancia de llamarse Ernesto de Oscar Wilde. Prohibida por años en Inglaterra, la obra narra las pericias de dos hombres que hartos de la monotonía crean un alter ego llamado Ernesto y ahora harán lo que sea por ganar el corazón de dos mujeres que dicen amar a Ernesto.

Hamlet de William Shakespeare. Una de las tragedias con más adaptaciones y que ha inspirado hasta películas de Disney, Hamlet es una historia de traición, muerte y venganza. Una de las obras clásicas del teatro que continúa presentándose año con año.

La vida es un sueño de Claderón de la Barca. Trata sobre el destino, la libertad y el poder. Este drama filosófico aborda problemas existenciales y obliga al lector a cuestionarse de más de una forma.

¿Cuál es tu obra de teatro favorita?