Uno de los hombres que más avances tecnológicos ha buscado y visto completos es Elon Musk , CEO de Tesla y SpaceX. También es una de las personas que más veces ha advertido sobre los peligros que puede traer el desarrollo de Inteligencia Artificial.

Musk ha advertido, desde hace ya tres años, que la Inteligencia Artificial es peligrosa. Por esa razón invirtió en DeepMind, la empresa de Demis Hassabis que se especializa en el desarrollo de esta tecnología, ahora propiedad de Google. En una entrevista a Vanityfair, Musk dijo haber invertido, no buscando un retorno de su capital, sino con la intención de mantener un ojo en el desarrollo de la AI (Inteligencia Artificial, por sus siglas en inglés).

Según Musk, la AI va a pasos agigantados y aun cuando no vemos robots caminando por la calle, es posible que por accidente se cree algo inherentemente malvado. Para contrarrestar este posible escenario, Musk colabora con OpenAI, una empresa que se dedica a la investigación pública para el desarrollo de AI segura.

¿Es posible que las máquinas nos intenten destruir? El CEO de SpaceX lo cree y por eso SpaceX está buscando colonizar Marte, pensando en un lugar seguro para la raza humana.