Los sindicalistas del Ministerio de Salud quieren aprovechar la interpelación que los diputados tienen programada contra Lucrecia Hernández, el próximo 30 de marzo para que sea destituida.

Una publicación que Regina Ruano, dirigente del Frente Nacional de Lucha, hizo en su página de facebook evidencia cómo presionan a los diputados para que emitan el voto de falta de confianza contra la titular de la cartera.

En el mensaje insta a los afiliados a que visiten a los diputados departamentales para que les recuerden que si quieren el voto deben cumplir con su petición.

El mensaje no pasó desapercibido y generó comentarios en contra de los sindicalistas.

 

 

La ley Orgánica establece en el artículo 144 que con 80 votos, los diputados podrán dar el voto de falta de confianza que obliga al funcionario a presentar su carta de renuncia. Si el Presidente no la acepta, el tema regresa al Congreso y para ratificar la decisión se necesitaría el apoyo de 105 diputados.