Fitbit tiene un producto genial, pero le faltaba un poco a la estética de sus monitores. El problema fue corregido y una nueva versión del Alta,  el Alta HR, uno de sus más elegantes modelos ahora es mucho más atractivo.

La mejora es la incorporación del PurePulse, el monitor del ritmo cardíaco de Fitbit, que estaba disponible en el Charge 2 y el reloj inteligente Blaze. A diferencia de esos modelos, el Alta es un monitor de actividad física que mide pasos, calorías quemadas y distancia, monitorea el sueño y tiene un sistema que reconoce de manera automática el ejercicio; claro, la versión HR también mide el ritmo cardiáco.

Este nuevo modelo incorpora las funciones de notificación de llamadas, mensajes de texto y calendario que están disponibles solo en algunos de los modelos de la marca. La pantalla es táctil y la batería dura hasta siete días, dependiendo del uso.

Una de las características del Alta que se mantienen en el Alta HR es que es muy fácil cambiar las bandas para poder hacer diferentes combinaciones de colores y estilos. Lo que convierte al monitor en un accesorio de vestuario.