La Ley de Dignificación del Trabajador de Salud avanzó en su primera lectura (de las tres que necesita) y se espera que siga su aprobación la próxima semana, aunque se presume que la propuesta buscaría reconocer el trabajo de los empleados, los diputados pasaron por alto el análisis de la Oficina Nacional de Servicio Civil (ONSEC).

La opinión de la ONSEC muestra que no se consideraron los aspectos técnicos y con su aprobación “se estaría creando un nuevo régimen de salarios por lo que existiría dualidad y se estaría desarticulando la estructura de puestos y generando desigualdad entre los trabajadores…”.

Opinión de la ONSEC sobre la Ley de Dignificación del Trabajador de Salud

La respuesta de la ONSEC se dio luego que las autoridades del Ministerio de Salud consultaran su viabilidad y su impacto jurídico.

Uno de los puntos que detalla el informe es que los trabajadores de la cartera que se acojan a este nuevo régimen seguirían gozando de los beneficios que establece el Pacto Colectivo de Trabajadores por lo que resultaría “demasiado oneroso para el Estado cubrir tales beneficios económicos siendo necesario evaluar la capacidad financiera y presupuestaria del ministerio”.

Diputado defiende propuesta

El ponente del proyecto de ley, Luis Hernández Azmitia, no consideró realizar los análisis de la iniciativa y reitera que el proyecto busca la bonificación con base en el desempeño.

En cuanto a las proyecciones financieras para cumplir con el pago de bonos, el diputado recordó que “el año pasado dejaron de ejecutar Q800 millones y este año solo lleva 8. 85 por ciento de ejecución y se dejarían más de mil millones pendientes. No estoy hablando de incrementar su presupuesto”, aseguró el congresista.