Venezuela ya no tiene poder Legislativo. Según reportes de El País, El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), controlado por el chavismo, decidió este miércoles por la noche despojar de competencias a la Asamblea Nacional (AN), con mayoría de la oposición, por estar en “desacato”, según determinó el máximo tribunal el año pasado tras el incumplimiento de varias sentencias.

Hace dos días, el Supremo arrebató a los diputados opositores la inmunidad parlamentaria y concedió atribuciones especiales al presidente Nicolás Maduro en materia penal, militar, económica, social, política y civil. “Me están facultando con un poder habilitante especial para defender la institucionalidad, la paz, la unión nacional y rechazar amenazas de agresión o intervencionismos contra nuestro país. Esta es una sentencia histórica”, dijo el mandatario venezolano.

El diario El Comercio de Perú, indicó que esta decisión surgió en respuesta a un recurso de interpretación en el que cuatro abogadas pidieron al Supremo de Venezuela analizar el alcance de un artículo constitucional y otro de la Ley Orgánica de Hidrocarburos. Estos apartados establecen que la constitución de empresas mixtas “requerirá la aprobación previa” de la AN, “a cuyo efecto el Ejecutivo (…) deberá informarla de todas las circunstancias pertinentes a dicha constitución y condiciones, incluidas las ventajas especiales previstas a favor de la República”.

La Ley de Hidrocarburos indica que en esta materia el Parlamento de Venezuela podrá modificar las condiciones propuestas o establecer las que considere convenientes, y que cualquier cambio posterior también deberá ser sometido a la evaluación de la Cámara.

En redes sociales, el hecho está siendo comentado con el hashtag #GolpeDeEstado. Miles de usuarios se oponen a que Maduro tenga total poder en el país suramericano, pese a contar con algunos usuarios que lo defienden.