“El presidente Donald Trump cumplió este jueves sus primeros seis meses en la Casa Blanca y los celebró con una ofensa pública contra su propio secretario de Justicia a raíz de la interminable controversia por sus eventuales relaciones con Rusia.

Desde que se instaló en la Casa Blanca, el 20 de enero, Trump ha tenido y ofrecido muy pocos días de sosiego, aunque ahora parece haber abierto un nuevo frente de discordia con el senador Jeff Sessions, a quien nombró secretario de Justicia y fiscal general.

Sessions había sido de los primeros legisladores en apoyar la candidatura de Trump, pero el presidente claramente no le ha perdonado que haya decidido recusarse de participar de las investigaciones en el ámbito del Departamento de Justicia sobre las relaciones entre Trump y Rusia durante la campaña electoral”.

Lee la nota completa en este enlace.