Hola Chepe:

Con mucha pena, me veo en la necesidad de enviarte estas líneas para solicitarte, muy cordialmente, que aclares varias cosas con respecto a El Peladero que publicaste el domingo, con respecto a mi persona.

1.Juan José Porras lleva muchísimos meses, posiblemente más de un año de no venir a visitarme.

2. No hay razón por la cual yo deba “descoserme” de nada, ya que no tuve participación ni beneficio alguno en           nada de lo que se me acusa. Eso lo demostraré en el momento procesal indicado y realmente espero que tu                   medio sea el primero en darle cobertura justa y ecuánime a ese proceso.

3. Quiero suplicarte más prudencia en la publicación de cuestiones como esa, ya que pones en riesgo mi seguridad y la de mi familia. Recordate que en el Congreso hay mucha gente que puede sentirse amenazada y son capaces de cualquier cosa.

Por último, te invito a que tus periodistas se capaciten y comiencen a dar una cobertura profesional de los casos. Te puedo decir, sin miedo a equivocarme, que no conocen muchos de los casos, no entienden las acusaciones, dan por cierto y sentado lo que la CICIG dice, cuando la realidad es muy distinta.

Pedro Muadi