Seguramente te ha pasado que estás escuchando a una persona y tienes la certeza de que está mintiendo. Lo que sucede es que más que sus palabras, estas observando cada uno de sus movimientos, expresiones, comportamiento y gestos. En ese momento estás estudiando el lenguaje no verbal de tu interlocutor y llegas al punto de lograr reconocer los patrones de comportamiento incongruentes con su lenguaje verbal.

A esto técnicamente se le llama kinesia, que no es más que el arte de estudiar, interpretar y analizar cada detalle de lo que no dices con palabras, pues lo expresas con cada uno de tus movimientos, mientras más mientes, más posibilidad hay de leer lo que tu cuerpo está expresando.

Existe un mapa de lenguaje no verbal básico que nos permite identificar cosas muy puntuales, como la postura corporal. Este es un indicador de la seguridad que proyectas o de la incertidumbre que transmites. Hay posturas abiertas y cerradas. Una postura cerrada es más difícil de interpretar, porque el proceso de interacción está renuente a darse, mientras que la postura abierta es tan espontánea que rápidamente se podría descifrar.

Hay que estar consciente de que el cuerpo no miente, y siempre te delata. Además, la suma del lenguaje no verbal y el lenguaje verbal transmite poder, confianza y credibilidad. Mientras que si ambos lenguajes no están alineados generan dudas, de esa cuenta lo difícil es hacer que tanto el lenguaje no verbal como el lenguaje verbal digan lo mismo y estén en sintonía para aportar coherencia al proceso de comunicación.

El estudio del lenguaje no verbal es la sustitución de los fonemas por los kinemas, que son las particularidades del lenguaje corporal. Hay personas que siempre están estudiando a los demás y reparan en cada uno de sus movimientos corporales para someterlos al análisis. La palabra clave en esto es interpretación, que se da cuando eres capaz de interpretar a los demás, y tomar decisiones anticipadamente con base en el reconocimiento inmediato de diferentes circunstancias. Sin duda alguna, el estudio de la kinesia te hará una persona muy competitiva en el mercado, porque permite desarrollar una serie de habilidades y destrezas únicas que se van perfeccionando con el tiempo.

Para temas de estrategia en una Imagen Pública, la implementación de un plan estratégico de sus movimientos y comportamiento será un factor determinante para desarrollarse con eficacia ante sus públicos. Los juegos del lenguaje deben estar orientados a diseñar significados de gran valor, a mover las fibras más recónditas del ser humano, pero sobre todo, a transmitir su mensaje de una forma infalible, convincente y entrañable.

Esto requiere de gran tacto y sensibilidad, para eliminar los prejuicios preconcebidos. Se trata de estudiar los patrones del comportamiento para reconocerlos y entender cómo afectan a las demás personas, considerando desde una mala mirada, hasta un gesto facial de seducción, entre miles de ademanes, expresiones y gestos emblemáticos que te permitirán impactar a la audiencia y cautivarla porque has encontrado la forma de transmitir tu esencia de la mejor forma.

Los policías de aeropuertos ahora son entrenados en lenguaje no verbal para detectar el comportamiento sospechoso de algún pasajero, quiero decir que el alcance e impacto de esta herramienta de estudio es de muy alto nivel. Los policías están constantemente reconociendo patrones de conducta humana porque el cuerpo no miente.

En las relaciones interpersonales se da también el reconocimiento del lenguaje no verbal, pues en un escenario de flirteo entre un hombre y una mujer se reconocen los códigos que dicen más que las palabras. Hay cosas que las palabras no pueden explicar y gestos que influyen, como hablar de forma impresionante con el cuerpo para seducir o expresar aprobación o rechazo.

Otro caso que ejemplifica bien la importancia del lenguaje no verbal son las entrevistas de y trabajo, pues no es solo de responder, sino de transmitir confianza y seguridad por medio de las posturas corporales, con nuestros gestos e incluso viendo a los ojos cuando hablamos. Todos estos elementos están perfectamente estudiados y podrían convertirse en la diferencia entre obtener el trabajo o perder la oportunidad.

En suma, cada vez que hables con alguna persona, analiza si lo que dices con palabras está respaldado por tu lenguaje corporal, considera si refuerzas lo que dices con lo que haces. Debes tomar en cuenta que ver a los ojos a las personas cuando hablas es sumamente importante, así como tus expresiones faciales cuando quieres que la gente note que estas feliz o enojado. Recuerda que cada gesto está exponiendo y revelando parte de tu esencia.

En definitiva, el lenguaje no verbal –kinesia– está lleno de significado, de mensajes ocultos o mejor dicho de una ciencia que puede ser considerada una variable de éxito en temas de comunicación.

En conclusión, siempre debes estar atento y analizar el lenguaje no verbal de las personas a través de su comportamiento, que se expresa con sus movimientos, pero sobre todo debes tener en cuenta que mucha gente está haciendo lo mismo contigo.

 

República es ajena a la opinión expresada en este artículo