Se viene manejando una falsa narrativa, por la izquierda guatemalteca que de forma mentirosa quiere establecer que la derecha conservadora quiere acabar con la llamada “lucha contra la corrupción” y que hay una campaña negra de desprestigio contra CICIG y MP por las criticas constantes a su gestión totalmente parcializada en esta supuesta lucha contra la corrupción, ¡donde auto proclamados redentores nos van a rescatar de décadas de corrupción y entonces los guatemaltecos tenemos que bajarles la cabeza a los virreyes y besar el piso por donde caminan y hay de nosotros si criticamos a los intocables e infalibles guerreros!

¿Cómo puede la derecha conservadora estar contra la lucha contra la corrupción? esto es totalmente falso primero, porque me consta, porque he hablado personalmente con varios directivos y operadores al mas alto nivel del sector privado y ni uno solo en público o privado jamás nunca me han dicho “ojala y siguiera la corrupción” o “que mal que los corruptos del patriota están en la cárcel ” todos , absolutamente todos ven con buenos ojos las protestas ciudadanas del 2015 contra la corrupción del PP y ven con buenos ojos inclusive que monopolios corruptos de televisión abierta y contratistas se vean enfrentados a procesos penales por corrupción.

Segundo, no he encontrado luego de meses y meses de analizar con analistas del sector privado, dueños de empresas y gerentes del más alto nivel a un solo defensor de los corruptos, lo repito ni a uno solo.

Sin embargo tampoco son niños de escuela que toman atol con el dedo, los dueños de grandes empresas guatemaltecas y hay muchísima indignación por ejemplo por las crasas injusticias de los dos primeros desastrosos periodos de la CICIG, la implantación de pruebas y testigos falsos de los casos Giammattei, Valdez Paiz y Sperinsen y hay un malestar totalmente correcto en la falta abismal de persecución penal de la enorme corrupción del gobierno de la UNE y de los sindicalistas corruptos de varios gobiernos anteriores y la licencia de corso que tienen las ONGs violentas de extrema izquierda para invadir fincas robar energía eléctrica impunemente en todo el país y el oprobioso financiamiento de la comunidad internacional y varias embajadas hacia ONGs locales, muchas de ellas con miembros de las guerrillas asesinas de la ORPA y el EGP en sus miembros.

La derecha conservadora ve muy bien que se persiga a los corruptos lo que mira muy mal es la persecución selectiva (que la hace manifiestamente inmoral) de algunos corruptos para dejar tranquilos a partidos políticos completos llenos de corrupción; la lógica implacable de esta postura es que si perseguimos solo a algunos corruptos y a otros los consideramos “corruptos buenos” porque respaldan la ideología política de extrema izquierda pro aborto estatista fracasada, de algunas de esas embajadas que las fondean, entonces la corrupción jamás acabara NO HAY CORRUPTOS BUENOS Y CORRUPTOS MALOS !!!

Y allí reside la falsedad e hipocresía farsante de esa prensa servil que solo ataca sistemáticamente al sector privado y generalizando en contra y culpando de todo el ejército y el sector privado por puro odio ideológico. La derecha tiene muy claro lo que esta pasando en el país y lucha todos los días para rescatar la producción nacional, restablecer el crecimiento económico y rescatar al país de la agenda chavista y socialista de las ONGs corruptas y vendidas, que nadie se equivoque.

 

República es ajena a la opinión expresada en este artículo