La jueza Jisela Reinoso deberá estar en prisión 13 años inconmutables por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero, así lo informaron autoridades del Ministerio Público luego que la sala de la corte de apelaciones confirmara la sentencia.

Los problemas legales de Reinoso iniciaron cuando salió a luz su propiedad. Las investigación estableció que la vivienda, adquirida entre el 2013 y 2014, fue cancelada a un costo de dos millones 400 mil quetzales, cantidad que no iba a acorde a los ingresos de la jueza.

El proceso demostró que la jueza no tenía recursos para adquirir esta vivienda.

La Fiscalía también detectó que el patrimonio de 820 mil quetzales no tiene origen conocido. La investigación también dejó claro que Reinoso se aprovechó de la amistad que tenía con Felicita Romero Ramírez, a quien le pidió que firmara ocho recibos para simular un préstamo que jamás le entregó.

Por este caso, la Fiscalía Especial contra la Corrupción demostró con informes financieros que Reinoso no podía justificar los ingresos que tenía en sus cuentas bancarias. El monto no correspondía con sus salarios como empleada pública y como docente.

También te puede interesar:

Boussinot fue ligado a proceso por cuatro delitos