Cada vez que una tormenta severa llega a Houston, Aaron Cohan observa las aguas del Buffalo Bayou. Vive en el piso 25 de un edificio del barrio de Memorial Heights justo al oeste del centro, con una vista privilegiada del río serpenteando a través de un parque.

Nada superó la inundación que despertó el domingo por la mañana después de que el huracán Harvey descargara 20 pulgadas de lluvia en tan sólo 48 horas. Toda la zona se transformó en un lago.

Lee en este enlace la nota Before and After Photos Capture Devastating Flooding in Houston