Existe mucha controversia en la actualidad por el uso de los memes en el ámbito político, sobre todo, en un país como Guatemala cuando se prestan a explicar más fácil lo que sucede en el país.  Sin embargo, pueden promover el cyberbullying. Es decir, mal utilizados pueden convertirse en una herramienta de acoso virtual.

Myles es estudiante de periodismo, tiene 18 años, y forma parte de un creciente grupo de jóvenes de todo el mundo que crean y comparten sus propios memes políticos en Facebook, Reddit y Tumblr. “Me encanta la forma en que los memes pueden explicar brillantemente un gran problema político de una manera sencilla”, dice Myles. Seguramente es algo en lo que los guatemaltecos estaríamos de acuerdo, pues usamos estas imágenes para transmitir con mayor facilidad nuestras ideas.

“Al igual que la caricatura política, que se remonta a dos siglos a la revista Punch en la década de 1850, los memes políticos son una manera para que la gente vea la política, pero mirarla de reojo, un poco fuera de centro, y eso es placentero”, escribe el profesor Marshall de la Universidad de Deakin. “Ofrecen un sentido de conexión personal y una forma de mostrar instantáneamente su interés en un tema desde un punto de vista que no ha sido tomado en cuenta por los demás”.

James, de 27 años, es un administrador de Crunchy Continental Memes, una página de memes de izquierda. “Se puede informar y reforzar la práctica política de izquierda de una manera realmente vital”, dice.

Vemos en la actualidad miles de jóvenes, sin importar su ideología, que utilizan los famosos memes para explicar su opinión respecto a lo que sucede. Lamentablemente en algunas ocasiones estos memes son un arma de doble filo, en la que muchas veces el uso de estos es dañino para las personas que han sido víctimas de los mismos.

Algunas personas se aprovechan de otras para crear humor de los errores de los demás, sobre todo en el ámbito político. Sin duda los memes han facilitado la comunicación, al explicar mejor lo que acontece en la coyuntura del país,  pero al ser mal utilizados pueden desembocar en algo ofensivo.

La elaboración y difusión de memes en algún momento pueden convertirse en mensajes ofensivos que manifiestan intolerancia social, discriminación por raza, apariencia física, nivel socioeconómico, entre otras cosas.

Etiquetar a un compañero en un meme facilita la conversación, los memes tienden a abrir conversaciones y eso parece algo bueno, dicen algunas personas al respecto. Pero no podemos omitir que muchas veces pueden causar daño a las personas que han sido víctimas de ellos, reflexionemos un poco, sin duda son instrumentos para facilitar a la comunicación, pero debemos tener precaución que esto sea a costa de denigrar a otro ser humano.