Desconociendo lo establecido en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), pobladores de varias comunidades de Alta Verapaz realizaron una consulta que llamaron de “buena fe”.

Cientos de hombres, mujeres y niños se formaron con documento en mano para votar tras la convocatoria del Comité de Desarrollo Campesino (Codeca), la organización reportó la participación de casi 27 mil personas.

Unos 8 mil votantes fueron niños

Según los resultados avalados únicamente por la organización y sin la presencia de ninguna autoridad local o del Estado, unas 26 mil 537 votaron en contra de los proyectos Oxec 1 y 2, otras 12 personas votaron a favor y se reportaron cinco abstinencias al ejercicio del voto.

Martín Sacalxot de la cartera de trabajo aclaró a República que la consulta “está fuera del contexto de la sentencia dictada por la Corte de Constitucionalidad” pues además de presentar irregularidades como la participación de pobladores no vinculados al proyecto, el voto infantil y la ausencia de autoridades garantes, el proceso “no se ajustó a los términos de la resolución porque fue un proceso plebicitario”.

Según medios locales, la postura comunitaria fue desafiante ante el fallo de la Corte de Constitucionalidad“la afluencia de la población es una muestra de la furia social que ratifica la defensa de los bienes naturales”.

En julio pasado el Ministerio de Trabajo presentó la Guía Operativa para la Implementación de la Consulta a Pueblos Indígenas que define el proceso de acercamiento a las comunidades para desarrollar la consulta para que la misma cumpla con todos los aspectos legales definidos en la sentencia.

Consulta legítima

Sacalxot explicó que el Ministerio de Energía y Minas está desarrollando un proceso para cumplir con la consulta establecida en el fallo de la CC antes de mayo 2018, y que el Organismo Ejecutivo desarrolla acercamientos periódicos con las poblaciones indígenas legítimamente reconocidas entorno a los proyectos de energía limpia.