La empresa chocolatera suiza Barry Callebaut presentó en Shanghai, China, a Ruby: la cuarta generación del chocolate.

El nuevo chocolate rosa tiene sabor de frutos rojos y su color corresponde a la semilla de cacao ruby oriunda de Brasil, Costa de Marfil y Ecuador.

Sin agregado colorantes ni saborizantes, su creación duró unos 13 años de investigación.

Tras un estudio en el Reino Unido, Estados Unidos, China y Japón, la agencia de consumo global Haystack concluyó que el nuevo chocolate Ruby será de la preferencia de consumidores entre 18 y 34 años.

“La investigación confirma que el chocolate no sólo satisface una nueva necesidad entre los millennials sino también despierta una alta intención de compra por arriba del precio normal”, señaló Peter Boone, director de innovación y calidad de la chocolatería.

La mala noticia es que tendremos que esperar por lo menos 18 meses para que salga a competir al mercado contra el chocolate blanco, la versión con leche y el oscuro o amargo.