El Papa Francisco no sabe qué pensar luego de la fuga de dos reos que él había invitado a almorzar. Aunque se desconocen los pormenores del incidente, las autoridades confirmaron el hecho.

El máximo jerarca de la Iglesia Católica invitó a compartir a 20 privados de libertad, pero un par de ellos decidieron no volver al control policial.

No se sabe si los presos huyeron antes de llegar con el Papa o tras la comida. La evasión ocurrió en Bolonia, al norte de Italia.

El Papa acostumbra reunirse y compartir con privados de libertad.

Comparte con prisioneros

Es común que parte de la agenda de Francisco sea compartir con detenidos. Dentro y fuera de la Santa Sede, el religioso acostumbra sentarse con ellos.

De acuerdo con medios italianos, la fuga habría ocurrido el domingo 1 de octubre. Los fugados estaban en un programa de encarcelamiento abierto, en un centro especial de reinserción de Módena.

Te sugerimos leer

ONU huye de Malawi por vampiros