La Corte de Constitucionalidad (CC) amparó a la organización Acción Ciudadana (AC) contra la integración de la Junta Directiva del Congreso de Guatemala. ¿La razón? El transfuguismo de la diputada Mayra Carrillo.

A penas duró unos días la polémica Junta Directiva presidida por Álvaro Arzú Escobar (hijo del alcalde capitalino) y Felipe Alejos (señalado por el Ministerio Público y la Cicig de recibir sobornos a cambio de agilizar la devolución del crédito fiscal en la SAT), que ahora tendrá que convocar a nuevas elecciones. 

  • Te recomendamos leer:

CC anula elección de Junta Directiva del Congreso y tendrá que reelegirse

La gota que derramó el vaso

Según la resolución de la CC, la razón por la que ésta amparó a Acción Ciudadana se debe al transfuguismo de la diputada Mayra Alejandra Carrillo de León (tercer vicepresidente de la Junta Directiva) luego de que las reformas a la Ley Orgánica del Organismo Legislativo (específicamente en artículo 50) ya entraran en vigencia.

Esto se lee en el primer párrafo de la séptima página:

¿Quién es Carillo?

La diputada fue electa por el Partido Patriota (PP). Luego, lo abandonó el 2016 para integrarse al bloque de Movimiento Reformador (MR).

Además Carillo fue una de las diputadas que votó a favor del denominado “Pacto De Corruptos”. Esta es la polémica propuesta que incluía extinción de la persecución penal para todos los delitos tipificados en el Código Penal, una amnistía en beneficio a los militares acusados de genocidio, tortura y desaparición forzada y la reforma al delito de financiamiento electoral ilícito con el que se favorecía a los secretarios generales de partidos políticos, incluido el presidente Jimmy Morales.

Asimismo ha presentado 11 iniciativas de ley. Entre ellas la de Derecho de Autor, Ley del Centro Nacional de Ciencias de la Salud y la de Desarrollo de las Juventudes.

  • Te puede interesar:

Alejandra Carrillo, una de las últimas diputadas del PP