baraba-crecer-historia-relato

“Por mucho que lo intente, no me crece la barba.

Dejarse crecer la barba es como un superpoder, una forma de transformar totalmente la cara que tus padres te dieron. Una barba puede conferir a su portador la seriedad de un académico o el aspecto de un vividor; puede hacerte parecer un ermitaño herido o un padre despistado; y puede decir lo que quieras que diga.

Pero por encima de todo, una barba dice: “yo elijo tener este aspecto”. Aunque llevar barba ya está pasado de moda, los hombres que la tienen pueden parecer más deseables y viriles. Las barbas se han convertido en un sinónimo de masculinidad. Y yo no consigo que me crezca una decente.

Después de varios días sin afeitarme, como mucho, me aparecen unos cuantos pelillos retorcidos, sobre todo en el cuello. Mi vello facial tiende a rizarse y es muy fino, así que con “barba” parezco un cruce entre un mago y un adolescente deprimido.

baraba-crecer-historia-relato

En realidad, no me gusta el aspecto que dan las barbas, pero odio no poder dejármela yo

¿Por qué no puedo hacer la misma elección folicular transformativa que muchos otros hacen sin esfuerzo?

Decidí dejar de afeitarme hasta tener una barba como mandan los cánones. Daba igual cuánto tiempo tardara (al final fue, más o menos, un mes). Esta fue mi experiencia…

DÍA 3

No hay otra forma de decirlo: tengo mal aspecto. En vez de una barba incipiente y sexy, me han crecido unos cuantos pelos negros aleatorios en ángulos imposibles. Ahora mismo, mi “look” es el de alguien que ha decidido dejar de cuidarse.

DÍA 4

No saldrías de la casa con una mancha gigante en tu suéter, ¿verdad? Pues esa es la sensación que yo tengo. Me da mucha vergüenza ver a otras personas, así que me quedo en casa todo el día y me meto en la cama a las seis de la tarde.

DÍA 5

Me he vuelto a quedar todo el día en casa y me fui a la cama a las siete de la tarde”.

Lee la nota completa: Así fue mi patético intento de dejarme barba

Lee también

Echan a la Reina del fitness de un vuelo

Donald Trump planea suspender ayuda a Palestina