Las berenjenas se pueden preparar de mil maneras.  Son un tipo de verdura de fruta de color morado oscuro, en forma de pera pero con su extremo redondeado, es de piel brillante y lisa.

Combina bien con el ajo, la cebolla, el tomate, el zucchini, los hongos o el chile pimiento; además va de maravilla con los quesos como el parmesano, provolone, mozzarella o el pecorino. Al condimentar la berenjena, tome en consideración que absorbe muy bien los sabores como  laurel, pimienta, pimentón, albahaca, ajonjolí o tahini o pasta de ajonjolí.

Las berenjenas se pueden preparar en infinidad de recetas  con métodos de cocción:  a la plancha, salteadas,  horneadas, en estofados,  gratinadas, o asadas según los gustos. En ensaladas simplemente con limón o sal o una vinagreta con base a vinagre y aceite de oliva, sal, pimienta y hierbas aromáticas. En   un antipasto  con chiles morrones, cebolla, ajo y una salsa marinara o incluso en un ceviche preparado de igual manera que uno de pescado.

Otra receta muy sencilla, conocida y sumamente gustada es el tradicional ratatouille con otras verduras como  zucchini, chile pimiento, cebolla, tomate y condimentados con pimienta,  laurel y tomillo o el piso español o la caponata italiana. Asimismo es incluida en los curry de la india o la moussaka griega preparada con  capas de berenjena,  carne molida y tomate  con una salsa de salsa bechamel  de yogur y aceite de oliva.

Además, está la posibilidad de rellenarlas con vegetales o carne molida   saben y lucen muy apetecibles. Podrá ser una guarnición ideal o un plato único y es  muy apreciada como opción vegetariana.

Para prepararlas y evitar que queden amargas, lave, corte  en rodajas o dados, sale y deje macerar durante 30 minutos. Escurra para eliminar el líquido que haya soltado y seque. Si gusta dejarles la piel, corte por la mitad a lo largo, pinche y hornee el tiempo requerido para que estén blandas.

Nutricionalmente, son poco calóricas, son ricas en fibra y minerales como hierro y potasio. Debe contemplar que las berenjenas absorben fácilmente la grasa de su cocción como su mayor desventaja a mencionar y por consiguiente la misma aumenta su valor calórico. Pero existen otras formas de incluirlas en la dieta sin que requiera grasa.

En esta oportunidad les comparto una receta  de unas berenjenas al horno.

Necesitamos los siguientes ingredientes:

  • 2 berenjenas
  • Sal
  • Aceite para engrasar
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 2 cucharadas de queso parmesano
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 2 tallos de cebollín
  • 6 hojas de albahaca fresca
  • Sal y pimienta

Para prepararla:

Precaliente el horno a 350ª F.

Corte las berenjenas por la mitad, haga unos cortes en la pulpa.

Sale cada mitad a que quede cubierta y deje durante 30 minutos. Escurra y seque.

Engrase la bandeja y lleve las berenjenas boca a bajo  al horno por 10 minutos

De vuelta cada mitad de berenjena,  cubra con  la mezcla de ajo picado. Jugo de limón, queso parmesano, aceite de oliva, cebollín, albahaca picada, sal y pimienta

Hornee durante otros 20 minutos.