El miltomate,  similar al tomate pero más pequeño, de forma redonda, posee muchas semillas diminutas y duras en su interior.  Su textura es  más dura y tiene una piel o cáscara ligera pero áspera que lo protege y  le alarga la vida.

Su colorido es verde, aún cuando está maduro y es muy diferente el sabor al del tomate, ya que resulta más ácido.  Al ser un ingrediente nativo de Mesoamérica es altamente consumido en Guatemala, principalmente en los recados o salsas combinado con el tomate.

Su sabor es particular, aunque es ácido al estar bien cocinado se rebaja este nivel de acidez  y sorprenderá con un sabor fresco y agradable o al igual que cuando prepara una salsa de tomate, adicione una pizca de azúcar y logrará nivelarlo.

Entonces, su mayor uso es en las salsas combinado con cebolla, ajo o  culantro, entre otros. Se cocina al vapor o se consume crudo. Para muchos, el sabor es  inigualable cuando es asado ligeramente para que se suavice y lograr un sabor distinto y apreciado.  Para procesarlo se puede licuar o picar  para dar otras texturas.

Combina muy bien con pollo o carnes o verduras como la papa. Es un ingrediente imprescindible del jocón como uno de los platillos declarados patrimonio cultural intangible de la nación en Guatemala. Resulta una salsa verde por la combinación de sus ingredientes que son prácticamente todos verdes. Las recetas son diversas y las variantes más, en cuanto al colorido principalmente, ya que los hay verde claro cuando se blanquean los ingredientes o verde oscuro cuando se licua en crudo los mismos. La cantidad de miltomate o culantro principalmente dará un gusto más ácido, pero  como quiera que sea combina de maravilla con el pollo o gallina.

Para conservarlo de mejor manera, como se indico anteriormente, deje la  cáscara que lo protege, podrá guardarlo en refrigeración durante un par de semanas. Nutricionalmente, es rico en vitamina C, B9 e hidratos de carbono y en minerales como calcio, fósforo, magnesio, potasio y sodio.

En esta oportunidad, les comparto la receta del jocón.

Necesitamos los siguientes ingredientes:

2         libras  de pollo

6         tazas de agua

1         cebolla con tallo

1         libra  de tomate verde

2         dientes de  ajo

sal al gusto

2         chiles pimientos verdes

8         onzas de miltomate

6         tallos de cebollín

6         ramas de culantro

2         cucharadas harina de maíz

PREPARACIÓN:

Cocine el pollo  cortado en piezas en el agua, el tallo de cebolla, un tomate, ajos y agregue la sal al gusto.

Cuando este cocinado, retire el pollo.

Adicione y de un hervor el  resto de los tomates verdes, chile pimiento, miltomate picados, tallos de cebollín y culantro.

Licue todo bien y  pase por un colador.

Cocine por 5 minutos, rectifique  la sazón e incorpore el pollo.

Espese con la harina de maíz disuelta en agua.

Debe quedar con una consistencia de salsa.

Sirva con arroz blanco y tortillas.

Este recetado generalmente no lleva verduras, aunque algunas personas le adicionan güisquil y papas.