pensamiento positivo

Miguel Blanco participa en el blog de Comunicación. Esta y sus colaboraciones siguientes hablarán acerca del emprendedurismo y del desarrollo humano, hoy sobre “El arte de perder”. Para más información puede escribirle a [email protected]

¿Alguna vez se ha cuestionado si su reacción ante alguna situación difícil fue la correcta?  ¿Si enfrento adecuadamente el problema que se le presentaba?

Este tipo de preguntas son muy importantes si buscamos mejorar a nivel personal, muchas personas dicen que es más importante la experiencia que el conocimiento. Yo no lo creo así, por lo menos no la simple experiencia, es decir, pensar que solo porque hemos vivido alguna situación difícil, significa que estamos preparados para enfrentarla adecuadamente o que podemos aprovechar las oportunidades que se presentan ante la situación.

Actitud de aprendizaje

Considero que la experiencia no es tan importante si no hemos aprendido de ella, por otro lado tenemos la experiencia evaluada; esa es otra historia totalmente diferente, porque si evaluamos estamos cuestionando la situación y tratando de extraer respuestas y es precisamente esa evaluación la que nos hace aprender.  

Cuando logramos aprender algo de una situación difícil, nos estamos volviendo más fuertes y más sabios para enfrentar lo que venga en el futuro.

Precisamente cuando hablamos de aprender del pasado se tiene que mencionar la actitud que tuvimos para enfrentar el momento, y es esto lo que quiero resaltar en este artículo.

Quiero que se cuestione si su actitud ha sido la más adecuada, si eso que sintió y pensó lo pudo asociar a respuestas y oportunidades o simplemente se conformó con dejar pasar el tiempo hasta que se fuera el dolor o la incomodidad.  

Recuerde que los triunfadores se hacen triunfadores porque inician con la actitud correcta, Winston Churchill decía que

la actitud es una pequeña cosa que marca una gran diferencia.

Examinemos un par de componentes esenciales para poseer una gran actitud ante las situaciones de la vida.

Quizá te interese: EL DÍA ES SUYO; ¡APROVECHELO!

Lo primero

Sería entender que los triunfadores siempre insisten; todos los hombres y mujeres de éxito tienen esta característica común, cuentan con la habilidad de insistir después de un error, falta o fracaso.  

No debemos tomar los fracasos como algo personal, como algo que solo me pasa a mí, el fracaso es algo que poseemos todos los seres humanos y es una forma de aprender lecciones.

Insistir y volver a intentarlo después de una situación difícil tendría que ser una prioridad si queremos avanzar en nuestra vida. La psicóloga Simone Caruthers dice:

La vida es una serie de resultados. A veces el resultado es lo que uno quiere, ¡grandioso! Piense en lo que hizo bien. A veces el resultado es lo que usted no quería, ¡grandioso! Piense en lo que hizo y que no volverá a hacer.

Este es el punto clave para intentarlo de nuevo, evalué las acciones, mejore y vuelva a intentarlo.

Recuerde que si usted es un ser humano va a cometer errores y si usted lo asume con la actitud correcta podrá ser más feliz, ya que aprenderá y mejorará.

Reglas para el ser humano

Existe una pequeña lista denominada; “Reglas para el ser humano”, en ella se resumen parte de lo que hemos hablado:

  • #1: Usted tiene que aprender lecciones.
  • #2: No hay faltas, solo lecciones.
  • #3: Una lección se repite hasta que se aprende.
  • #4: Si no aprende las lecciones fáciles, se hacen más difíciles (el dolor es una forma que la vida consigue para que se le preste atención).
  • #5: Usted sabrá que ha aprendido una lección cuando sus acciones cambien.

No importa cuán desalentadoras sean las circunstancias de su vida, la batalla más grande que tiene que luchar contra el fracaso tiene lugar dentro de usted, no afuera.

El general sudafricano Jan Christiaan Smuts dijo:

El hombre no es derrotado por sus oponentes, sino por sí mismo”.

La clave es mantener la atención en la oportunidad y en las soluciones, y no darle vueltas a las cosas problemáticas, los grandes éxitos de la historia han sido protagonizados por personas que supieron reconocer un problema y convertirlo en oportunidad.

Lo segundo

Una segunda condición importante es la actitud positiva, es decir, pensar positivamente. Esto a pesar de que en los últimos tiempos se habla más sobre esto, aún no se comprende de forma total la importancia crucial para la vida del ser humano.  

Una de las razones para no comprenderlo a cabalidad es la cultura en la que nos vemos envueltos, en donde la idea de estar contentos es desmeritada, ya que recibimos un constante bombardeo de mensajes que nos dicen que no es suficiente lo que tenemos y que siempre habrá algo que necesitamos comprar para ser felices.

Este pensamiento tiende a ser destructivo si no tenemos claro las verdaderas prioridades en nuestra vida, como la de ser agradecidos.

Para ganar la batalla interior contra el fracaso es la actitud positiva la que nos puede elevar para enfrentar cualquier dificultad y enfocarnos en la parte buena, en lo que nos puede dejar de aprendizaje o en la oportunidad que está oculta y debemos descubrir.

Cambie su forma de pensar hacia un pensamiento positivo. Vera ríos donde otros ven desiertos, no deje que todos los mensajes pesimistas del ambiente lo contaminen.

Esto es realmente una lucha de todos los días. No siempre puede evitar a las personas que constantemente se quejan de todo. Algunas veces son familia, compañeros o amigos, pero lo que sí puede evitar es tener ese pensamiento derrotista. Esos que condiciona su futuro y que no le permite ver todas las oportunidades que pueden ser suyas.

Ganar no siempre tiene que ser el mejor resultado. Tal vez necesitábamos aprender antes de ganar, recuerde que a veces se gana y otras veces… ¡se aprende!

Lee también

El arte de perder