Los mejores regalos para mamá

67

Por La Mamá Imperfecta

Instagram: @lamamaimperfectagt
Facebook: @lamamaimperfectagt

Edición: Cadmon Marroquin / Content Manager: Mariela Murga

El día de la madre es el mejor día del año para aquellas que ya somos mamás.

Es similar al estreno de Star Wars para el mayor fan o la Navidad para Rodolfo el Reno.

Esa es la fecha del año en que nuestros dolores de parto, nuestros desvelos y todos los pañales que hemos cambiado a lo largo de nuestra vida cobran relevancia y reciben su recompensa.

Para ese día amanecemos siendo las reinas del universo y todos nuestros hijos se desviven por atendernos y cuidarnos.

Por lo menos eso es lo que imaginamos.

Este día no agarramos una escoba, no ponemos ropa a lavar, ni hacemos nuestro propio café, sino que nos dejamos querer y cuidar; nos dedicamos a ser las divas del momento.

Pero ¿con qué regalo quedan bien nuestros hijos?

Como buena mamá debo de contestar que “con cualquier cosa”, que el cariño es lo que importa.

Pero en el interior todas sabemos que eso ¡no es cierto!

Nos encantan los regalos y nos gustan más si son pensados con dedicación y nos sorprenden ese día.

Tips del el mejor regalo para mamá

Por eso les comparto algunos tips para que queden bien este año con sus mamás:

1. Personalizado

El regalo para la mamá debe de ser pensado en la persona específica y no en el rol que desempeña.

Por ejemplo, si a una mamá le gusta cocinar, quedarán bien con algo “extraordinario” para la cocina que mejore su experiencia haciendo lo que más le gusta.

Pero si no le gusta cocinar, no es una buena idea comprarle algo para la cocina.

Nunca, nunca jamás se puede regalar algo para hacer la limpieza. ¡Eso no le gusta a ninguna mamá!

2. Pagado por padres e hijos

2. Debe de ser algo comprado por los hijos, son ellos los que deben de pensarlo, pagarlo, aunque sea una parte, y darlo.

Aunque, en nuestro interior, también esperamos algo del marido.

3. Hazla sentir bonita

Los regalos que nos hacen sentir bonitas siempre son un éxito: perfumes, maquillaje, una visita al spa, faciales, entre otros.

4. Accesorios para mamá

Los accesorios son el hit.

Bolsas, aretes, collares y todo lo que nos podamos colgar.

Eso les gusta a todas las mujeres sin importar si son jóvenes o no tanto.

5. La regla de oro

Siempre, siempre, siempre debe de ir acompañado de muchos besos, apapachos y tiempo de calidad juntos.

Mejor si los hijos se inspiran y nos escriben algo bonito o nos hacen una tarjeta, de esas que podemos guardar entre las páginas de nuestros libros esperando que al pasar los años nos sorprenda nuevamente.

Es un súper plus si la tarjeta no es la que hacen en el colegio sino es por iniciativa propia.

Evita malos entendidos

Otra cosa importante para evitar traumas innecesarios el día de la madre es hacer ver a nuestros hijos lo que esperamos de ellos ese día.

Hay mamás a las que les encanta ir a todos los shows y hay otras que pagan por no tener que madrugar.

Recuerdo el primer día de la madre que pasé con un hijo adolescente.

La chulada se levantó con la novedad de que la celebración del colegio le parecía re chafa y que no quería ir y yo, moría de ganas por ir a verlos cantar.

Ese día lloré más que en todos los post partos juntos.

En parte por el comentario y en parte por el duelo del niño que ahora era adolescente y yo no me había dado ni cuenta del momento en que eso había sucedido.

El pobre puberto no sabía ni cómo sacar la pata de su inoportuno comentario y yo no tenía ni idea de cómo hacerle ver lo que pasaba por mí mente.

Fue a partir de ese año que trato de comunicar lo que espero de ellos ese día.

Así no meten la pata ellos diciendo cosas inoportunas, ni yo tomándome las cosas tan dramáticamente.

Lo chistoso del asunto es que ellos han tomado la misma estrategia y ellos me comunican de forma no tan sutil lo que les gusta hacer o no, ese día para agradarme.

Sea como sea, la idea es que la pasemos felices en compañía de nuestros hijos y disfrutemos la maravillosa experiencia de ser mamás.

Feliz Día de la Madre a todas las mamás que pasamos los días enteros rifándonos el físico para hacer de nuestros hijos personas de bien a pesar de nuestras propias imperfecciones.

No te pierdas:

Jefferson López, Cevichef y sus delicias del mar

¿Te gustó esta publicación? ¿Tienes una historia qué contar?
Escríbenos:
[email protected]
[email protected]