Donald Trump tuvo una reunión bastante llamativa este miércoles cuando recibió en el Despacho Oval a la famosa Kim Kardashian.

Ante dicha reunión, muchos estipularon que era para que Kardashian le diera consejos a Trump para mejorar su apariencia con dietas y uso de cosméticos.

En realidad, el verdadero motivo de la junta entre el mandatario y la famosa fue totalmente distinto a la que todos se imaginaron.

Kardashian, realmente llegó a la Casa Blanca para poder hablar con el presidente estadounidense en relación al caso de Alice Marie Johnson.

Ella, es una mujer afroamericana de 63 años que está cumpliendo una cadena perpetua en una prisión de Estados Unidos por varios delitos.

La solicitud

Medios internacionales resaltaron que Johnson lleva 22 años en la cárcel, luego de haber sido hallada culpable por posesión de cocaína y lavado de dinero.

Kardashian, de 37 años, es una de las principales defensoras de la puesta en libertad de Alice Johnson denunciando que sufre una sentencia demasiado larga.

La finalidad de Kim era la de convencer a Trump de que le otorgue un indulto a la prisionera, la cual es la única manera de recuperar su libertad.

A parte del presidente Donald Trump, Kim Kardashian ya le había solicitado lo mismo al exmandatario Barack Obama, quien la rechazó.

Reacciones

Luego de la reunión, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump y la famosa Kim Kardashian publicaron en sus cuentas de Twitter.

“Gran reunión con Kim Kardashian hoy habló sobre la reforma de la prisión y la sentencia”, fue lo puesto por Trump.

“Me gustaría dar las gracias al presidente Trump por su tiempo esta tarde”, publicó Kim Kardashian.

“Esperamos que el presidente otorgue clemencia a la Sra. Alice Marie Johnson, que cumple una condena perpetua por un delito de drogas no violento por primera vez”, agregó.

También puedes leer:

Trump deja abierta la posibilidad del encuentro con Kim Jong-un