El mango es una fruta esperada por sus dulces aromas y un colorido sin igual. Es delicioso por si mismo, o se prepara en postres o aun en comidas saladas.

Existen diversas variedades y siempre atrapara la vista en los mercados por su aspecto y colores porque los hay rojos, verdes o amarillos. Siempre será conveniente seleccionar de la mejor manera; por tanto la forma del mango también importa, ya que será preferible si está redondo y carnoso en la parte del tallo.

El color no es indicativo del nivel de maduración, porque puede ser rojo sin precisar que está completamente maduro, aunque dependerá también del tipo de mango. Asimismo, podrá presentar manchas o puntos negros como parte normal del mismo, aunque cuando está arrugado o seco es probable que no llegue a madurar bien.

Para reconocer sí el mango está maduro,  debe estar suave al tacto cuando se le aplica una ligera presión. Asimismo, su aroma a la altura del tallo será afrutado y dulce , contrariamente si su aroma es ácido estará ya muy maduro.Para un consumo posterior, es mejor comprar el mango con su cáscara firme, pero no tan verde y dejarlo madurar.

El proceso es sencillo, porque simplemente se dejará por unos 3 días en el frutero en un lugar airado y fresco. Pronto se irá ablandando y estará más perfumado. Eso si, pasada una semana, es imposible que el mango pueda madurar. Para su conservación, existe la controversia si refrigerar o no el mango, pero será toda una delicia si se consume cuando está frío.

En esta oportunidad,  presento particularmente al mango Tommy Atkins con una forma ovalada, su colorido es rojo, amarillo, anaranjado o verde  y presenta un sabor dulce y suave. Como el resto de variedades, habrá que presionarlo para saber si está maduro y la forma más sencilla de disfrutar este tipo de mango es crudo.

Para cortarlo, se pasa el cuchillo a un costado del tallo  de ambos lados para lograr separarlo en mitades. Separe la cáscara  con un movimiento hacia atrás y proceda a cortar en trozos. Además, existen una y mil maneras de preparar el mango: smoothies también combinado con otras frutas como kiwi o maracuyá entre otras, helados, mousses, postres, pasteles, tortas, salsas dulces para postres o saladas para acompañar aves o pescados, vinagretas o ensaladas con otros vegetales como lechuga o espinaca, cebolla morada o aguacate, etc.

Hoy les presento una receta de una salsa de mango que va bien con  unos filetes de pescado o unas supremas de pollo

Necesitamos los siguientes ingredientes:

1 taza de mango Tommy maduro pero consistente.
¼ taza de agua
1 cucharada de ron oscuro
½ cucharadita de curry en polvo
Pimienta recién molida al gusto.
½ taza de fondo de pescado
¼ taza de crema
¼ taza de yogur natural
Sal al gusto
Hierbabuena
4 filetes de pescado

Para su preparación:  

Licúe el mango con el agua. De ser necesario, adicione más líquido. Debe quedar como un puré.
En una olla  coloque la pulpa de mango,  ron oscuro, curry y pimienta. Cocine a fuego lento durante 5 minutos.
Vierta el fondo o caldo de pescado. (Si se servirá con pollo, utilice caldo de pollo). Deje cocinar por unos minutos. Debe tener la consistencia de una salsa.
Adicione la crema, mezcle bien, sin que hierva.
Retire del fuego, agregue el yogur y sazone al gusto.
Espolvoree con hierbabuena finamente picada.
Selle los filetes de pescado o supremas de pollo, condimente y sirva con la salsa.

 

Por: Euda Morales

eudamorales.com.gt

 

República es ajena a la opinión expresada en este artículo