26° GUATEMALA
09/08/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

La importancia de un servicio civil profesionalizado

María Inés Rivera
01 de abril, 2019

La Ley de Servicio Civi fue creada en el año 1968 y se ha modificado pocas veces desde su existencia. Dos órganos tienen la potestad de aplicarla: la Oficina Nacional de Servicio Civil (ONSEC) y la Junta Nacional de Servicio Civil.

Los funcionarios del estado en la actualidad, han sido constantemente asociados con corrupción. Los índices de actividades delictivas e incumplimiento de la ley dentro de sus funciones crecen continuamente

Para el año 2015 una de las redes de corrupción más grandes de Guatemala llamado el caso la línea, fue el mayor ejemplo y reflejo de corrupción en el país el cual involucraba a altos funcionarios del gobierno guatemalteco.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

En Guatemala, según Transparencia Internacional, “las leyes que rigen los tres sistemas son laxas, insuficientes y permisivas; por ello (…) las redes pueden funcionar y generar ganancias sin incurrir en ilegalidades”.

Los estudios realizados demuestran que, en prácticamente todas las áreas de gestión pública, existen redes de corrupción, pero las “ancladas en los sistemas de financiamiento, adquisiciones y servicio civil han logrado trascender los cambios de gobierno y han mantenido mecanismos de operación altamente articulados y efectivos a sus propósitos. En contraste, se observa una alta rotación de gobiernos y de gerencia pública en todos los ámbitos, impidiendo acumular poder político y capacidad de gestión, lo que los hace presa fácil de dichas redes”

Desde este último diagnostico aún falta mucho por hacer, los avances en el sistema han sido técnicos y muy débiles. El problema es que en la actualidad son los candidatos o partidos los que ofrecen puestos en el Estado a personas afines, sin importar la eficiencia o calidad de quien ocupe el puesto.

Falta de profesionalización

La calidad de personas que atiendan el sector público y los méritos por los cuales ingresen tienen como partida la Ley de Servicio Civil, que regula este importante conjunto de servicios y de la cual depende la eficiencia del Estado.

Han existido diversas opiniones de porque estas reformas a la Ley de Servicio Civil no se han llevado a cabo, sobre todo por el impacto en el grado de profesionalización del servicio civil. Hay demasiadas cuestiones que aún hay que asumir, pues la administración pública en la actualidad, se basa en relaciones puramente clientelares.

Hay muchas soluciones a esto, entre ello hay que tomar en cuenta que la reforma no ha sido tomada en cuenta por deficiencias del sistema guatemalteco como los altos niveles de corrupción en: los partidos políticos, las adquisiciones públicas y al servicio civil.

Los avances al servicio civil guatemalteco siguen siendo técnicos, aún falta muchísimo en profundizar para que sea más profesional.

Evaluaciones sesgadas por clientelismo y compadrazgo

Las evaluaciones son un claro ejemplo del clientelismo y compadrazgo. Las mismas tienen el fin de establecer si las personas merecen asenso, aumento de salario, capacitación, entre otras cosas, según el artículo 73 de la Ley de Servicio Civil. Es claro que esto no es operante, la evaluación de los empleados no se practica en ningún área del Sector Público. A pesar de existir un procedimiento de evaluación indicado por la ley, no se presenta en que proceso, ni los criterios.

La ONSEC debería tener la responsabilidad de verificarlas evaluaciones, pero no se llevan a cabo, las mismas son resistidas porsupervisores, además que estos muchas veces no tienen la capacidad deejecutarlas.

Muchas de estas personas llegan a los puestos por campaña o favores de otra naturaleza, sin tomar la idoneidad del candidato. Lo que genera esto en el Estado es una pérdida de recursos humanos, debilitando la formación de un servicio civil. Es por esto que es de gran importancia la continuidad en las políticas públicas.

Políticas de nombramiento y salariales, un factor clave

Un Estado eficiente requiere de un sistema que atraiga y retenga a las personas que cuenten con las características idóneas para desempeñar los puestos. Para que esto funcione se necesita de políticas de nombramiento, ascenso y desarrollo del personal que faciliten la gestión. Además de políticas salariales que permitan a los servidores vivir dignamente, lo cuál sería clave modificar a la Ley de Servicio Civil.

En el Sector Público de Guatemala se lleva a cabo bajo muchísimas desventajas, existe baja cobertura y calidad de servicios educativos. Esto produce egresados sin características adecuadas para ingresar al mercado laboral del sector público, el cual es cada vez más demandante y competitivo.

La economía guatemalteca tiene una oferta limitada de demanda de empleos, existiendo altos niveles de desempleo y subempleo. Los empleos del sector público suelen ser más estáticos provocando que este tipo de trabajo sea altamente apreciados, matractivos y que a la vez existan oportunidades para empleados sin altas calificaciones para adquirir las plazas.

Son pocos los puestos que se ocupan por personas que tengan la capacidad académica específica para los mismos. Los trabajadores que ingresan al sector público suelen tener poco conocimiento, actitudes y habilidades para llevar a cabo las tareas de forma eficiente.

Todas estas características hacen de ser un empleado público algo sumamente atractivo para trabajadores poco calificados que se presentan para obtener las plazas. Los puestos con requisitos bajos suelen ser mejor pagados en comparación a sus homólogos del sector privado.

Una carrera administrativa

El nuevo sistema debe tener una legislación, primero trabajar de una forma desconcentrada y descentralizada, para hacer de la evaluación y desempeño de los empleados algo más eficiente y supervisado.

Se debe dar una nueva estructura de puestos y salarios que permitan adaptarse a las instituciones y que sean de acuerdo a las características de la plaza para que de esa forma ayude a optimizar y motivar el recurso humano con salaries competitivos.

Es importante que exista continuidad y estabilidad en los puestos medios y bajos, para que se pueda llevar adecuadamente y para fomentar el cumplimiento de políticas a largo plazo.

Es vital terminar con las relaciones clientelares y el acceso de servidores públicos que adquieren los puestos de forma arbitraria. Debe además crearse una carrera administrativa en la que se reconozca el mérito y productividad para motivar a los empleados a dar los mejores resultados.

Debe ser un sistema de desarrollo de recurso humano alineado con los objetivos del sistema general, sin privilegios, sino con una sana competencia en los puestos para que accedan a ellos los más aptos.

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER