21° GUATEMALA
26/06/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Juan Francisco Sandoval, Odebrecht y su orden de captura

El exjefe de la FECI respondió con un comunicado el nuevo proceso penal en su contra.

Exfiscal Juan Francisco Sandoval Alfaro.
Alejandro Palmieri
03 de diciembre, 2021

De nuevo el exfiscal Juan Francisco Sandoval se ve involucrado en un proceso penal que se traduce en una segunda orden de captura en su contra. Esta vez, se trata de un caso denominado “Acuerdos Fraudulentos, Corrupción e Impunidad” y aunque el caso se encuentra bajo reserva, el nombre da pie a pensar que deriva de su actuación en el caso Odebrecht por haber otorgado acuerdos de colaboración a dos personeros, así como a la propia constructora brasileña.

El exfiscal se pronunció en sus redes sociales y se defiende de las acusaciones y ofrece explicaciones sobre los puntos que hasta ahora se conocen.

En su defensa, el excomisionado de la CICIG, Iván Velásquez, también se pronunció en sus redes sociales en defensa de Sandoval y señaló al ex ministro de Comunicaciones, Alejandro Sinibaldi.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Posteriormente, se conoció un comunicado del ex ministro de Comunicaciones, Alejandro Sinibaldi refiriéndose a lo escrito por Iván Velásquez.

Aunque el caso se encuentra bajo reserva, los tres parecen saber bien de qué se trata. Ello sugiere que podría haber información tendiente a que la sindicación por la cual se pide por segunda vez la captura de Sandoval tenga sustento.

Luego de que se filtraran los acuerdos de colaboración que Sandoval firmó en Brasil, se comprobó que no concurrió la Procuraduría General de la Nación (PGN) en representación del Estado para la determinación del monto de reparación.

Lo anterior es un requisito para que el acuerdo que determina ese monto, sea válido. Además, Sandoval arrogándose facultades que no poseía, aceptó que Odebrecht pagara la reparación (US$. 17,900,000.00) luego de que se determinara si el Estado le debía a ellos o no. Es decir, que Odebrecht le pagará ese dinero a Guatemala después de que el país les cancelara a ellos. Nos pagarán con nuestro propio dinero, pues. Así lo determinó Sandoval y el Ministerio Público que dirigía Thelma Aldana, con la asesoría de la CICIG de Iván Velásquez.

El asunto se complicó tras la apelación de la PGN por las razones citadas, y donde perdió la apelación. Solicitó amparo y la Cámara de Amparos y Antejuicios de la Corte Suprema de Justicia rechazó la acción legal. En apelación, la anterior Corte de Constitucionalidad confirmó la denegatoria. Todo ello significa que, a pesar de las evidentes irregularidades y mal procedimiento que pudiese constituir abuso de autoridad, usurpación de funciones y otros delitos, todas las Cortes del país validaron esa acción.

Se consultó la opinión de dos abogados penalistas que de manera separada coinciden en que el caso contra Sandoval, con solo esos elementos, es débil y que, de presentarse alguna vez a rendir cuentas ante la justicia, su defensa será simple y efectiva.

Sin embargo, fuentes consultadas en el Ministerio Público que piden no ser identificadas, indican que, si bien el haber presuntamente usurpado funciones de la PGN es la génesis, concurren otros elementos que llevan a concluir al ente investigador que se pudieron haber cometido otros delitos.

Por el momento, parece difícil que el caso avance debido a que el exfiscal Sandoval abandonó el país la noche de su destitución. El exjefe de la FECI indica en su comunicado que no regresará hasta que existan ciertas condiciones que hoy no ve en el sistema de justicia.

Esa actitud es reminiscente a la del expresidente Alfonso Portillo que primero huyó de la justicia mexicana cuando asesinó a dos personas y luego de su presidencia, escapó de la guatemalteca. En ambas ocasiones adujo que no existían condiciones para que pudiese presentar una adecuada defensa. Muy similar a lo que hoy aducen Sandoval y otros exfuncionarios y particulares señalados de diversos delitos.

En el caso de Portillo, en efecto, asesinó a dos personas y luego, aunque evadió la justicia, cuando lo extraditaron y se le procesó, fue absuelto por los delitos que acá se le imputaron, aunque purgó prisión en Estados Unidos luego de confesar haber recibido dinero de Taiwán, recursos que lavó en aquel país.

“El que nada debe, nada teme” dice el refrán que solía citar la exfiscal general Thelma Aldana, pero tal parece que Sandoval sí debe, pues teme enfrentar las acusaciones que considera espurias y prefiere evadirlas.

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER