Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

La FECI en contra de Mulet

Simplemente no puede ser que, a criterio de la FECI, el hecho de que un político y candidato inscrito de una entrevista a un medio nacional o internacional, constituya campaña anticipada

Rafael Curruchiche (Foto: Redes sociales del Ministerio Público)
Alejandro Palmieri
23 de marzo, 2023

El proceso electoral ha sido opacado, hasta ahora, por lo que se ha denominado “judialización” de la política, que no es más que pretender entorpecer los procesos puramente político-electorales, mediante acciones judiciales.  

Lo anterior no es nada nuevo; de hecho, sucedió en las elecciones generales del año 2015 y en las del año 2019, cuando mediante resoluciones judiciales, se dejó fuera a unos candidatos y se le permitió participar a otros que no cumplían con los mismos requisitos con los que ahora se excluye a candidatos; puntualmente, por el mal llamado finiquito.

La utilización antojadiza de requisitos a favor o en contra de los candidatos siempre ha ocurrido; no por ello es tolerable o “normal”, sencillamente no es nuevo.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Lo que sí es nuevo es la cuestionable interpretación de lo que se conoce coloquialmente como campaña anticipada, que no es más que una prohibición introducida a las reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos en el 2016 bajo el auspicio de CICIG.  En resumen, la LEPP contempla que una persona individual, previo a que el TSE convoque a elecciones, promueva su imagen en medios de comunicación, con la obvia intención de “robarse la salida” y de esa manera tener una ventaja.  

La norma es la contenida en el ya infame artículo 94Bis de la LEPP, mismo que junto con otras normas fue impugnado por personas individuales, distintas organizaciones y partidos políticos; la Corte de Constitucionalidad no las resolvió favorablemente y el resto es historia.

El tema ha tomado -nuevamente- relevancia debido a que la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), a cargo de Rafael Curruchiche, ha presentado 2 denuncias (informes, le han denominado) ante el TSE, con dos días de diferencia, en contra de Edmond Mulet y el partido Cabal por supuesta campaña anticipada.  

La FECI planteó la primera denuncia ante el TSE por la misma razón que pide su antejuicio; precisamente a raíz de lo anterior, Mulet dio una entrevista a la cadena CNN en español la noche del 22 de este mes en donde obviamente se refirió a las -a su juicio- absurdas acciones de Curruchiche.  El entrevistador preguntó y el respondió.  Lo que ocurre en una entrevista, nada más.

Lo sorprendente es que, hoy 23 de marzo, FECI presentó una nueva denuncia ante el TSE por el hecho de que Mulet atendiera la entrevista en CNN y que ello, a su juicio, constituyó una nueva instancia de campaña anticipada.  

Más allá de que la consecuencia de la aplicación del artículo 94Bis de la LEPP, es decir la no inscripción de una persona individual es ANTES de la convocatoria oficial a elecciones, algo que ya ocurrió, Mulet ya se encuentra inscrito

Simplemente no puede ser que, a criterio de la FECI, el hecho de que un político y candidato inscrito de una entrevista a un medio nacional o internacional, constituya campaña anticipada, habida cuenta de que, en la referida entrevista, el candidato no hizo proselitismo -algo que sí es permitido en esta fase del proceso electoral- y mucho menos campaña.

Eso significaría que todos los candidatos, inscritos o no, que han dado entrevistas a este medio, República.gt, que han participado en entrevistas en los distintos programas de Radio Infinita han incurrido en campaña anticipada.  ¿Qué hay de las entrevistas a candidatos en otros medios?  

Llama la atención que sea la FECI la que denuncie ante el TSE; esa fiscalía es la que aborda los casos más difíciles, de más alto impacto y de relevancia; no puede ser que sea precisamente esa importante fiscalía la que se ocupe de esto, una simple entrevista en un medio de comunicación, algo que ni siquiera es delito, ya no se diga de alto impacto.